Menú Buscar
Dos de los miembros de La Manada, Alfonso Jesús Cabezuelo (2i), y José Ángel Prenda "el Prenda" (i), salen de los Juzgados de Sevilla este viernes / EFE

Los miembros de 'La Manada' ingresan en una cárcel de Sevilla tras la sentencia por violación

Los agentes arrestan a los integrantes del grupo condenado por abusar de una chica en los Sanfermines de 2016

Gerard Mateo
21.06.2019 16:21 h.
7 min

Los agentes de la Policía Nacional han recibido la orden de la justicia de detener a los cinco miembros de La Manada, condenados este viernes a 15 años por violar a una chica durante los Sanfermines del 2016. Y así lo han hecho. Han ingresado en la cárcel de Sevilla I.

La policía ha arrestado a José Ángel PrendaAlfonso Jesús Cabezuelo, Antonio Manuel GuerreroJesús Escudero y Ángel Boza (ha sido el último, a las 16.30) merced a una orden de búsqueda y captura. En palabras del portavoz de la Dirección General de la Policía ninguno de los detenidos ha tratado de huir.

Robo con intimidación

El alto tribunal ha revocado la anterior sentencia, del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (9 años de prisión por abuso sexual), y ha elevado las condenas para los cinco acusados a 15 años de prisión por un delito continuado de violación, admitiendo así los recursos de la Fiscalía, la víctima y las acusaciones populares (Ayuntamiento de Pamplona y Gobierno de Navarra). Los cinco estaban en libertad desde hace un año tras depositar la fianza (6.000 euros).

Cabe señalar que Guerrero –que perderá su condición de agente de la Guardia Civil– deberá cumplir dos años más que sus compañeros de grupo, como responsable del delito de robo con intimidación del teléfono móvil de la víctima. Asimismo, la sala incrementa el importe de la responsabilidad civil a la que tiene derecho la denunciante a la cantidad de 100.000 euros.

Libertad vigilada

Además, se inhabilita a los cinco durante el tiempo de la condena, se les prohíbe acercarse a menos de 500 metros al domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro que frecuente la víctima durante 20 años, y se les impone 8 años de libertad vigilada una vez cumplida la pena.

El abogado defensor de La Manada, Agustín Martínez Becerra, ha asumido que, una vez dictada la sentencia del Tribunal Supremo, "todos" ellos van a ser detenidos de manera "inmediata". Además, ha manifestado que no está "en nada de acuerdo" con el pronunciamiento del Supremo, ya que, según él, la sentencia guarda relación con "lo que toda la sociedad quería". "Que se haya hecho justicia, eso es otra cosa", ha concluido.

Fiscalía confía en un "efecto de prevención"

Las reacciones no se han hecho esperar. La Fiscalía General del Estado confía en que la decisión del Supremo tenga un "efecto inmediato de prevención general" y que contribuya a que las mujeres víctimas de ese tipo de ataques "pierdan el temor, el miedo, a enfrentarse a sus agresores ante un tribunal". El fallo "garantiza la seguridad jurídica que estaba reclamando la sociedad" en relación con la interpretación de los delitos contra la libertad sexual.

Además, destaca que supone una "revalorización del testimonio de la víctima frente a la pretensión de que esta tenga que reforzar su palabra con actos o actitudes que no pueden sino poner en riesgo su integridad física". "Aclarando así el concepto de consentimiento, en el sentido en el que la Fiscalía ha venido defendiendo, sobre todo cuando se produce, como en este caso, una evidente intimidación ambiental sobre la víctima", apunta.

Partidos políticos y organizaciones feministas

Distintos partidos políticos y sus representantes han celebrado la sentencia del alto tribunal. También varias organizaciones feministas han aplaudido que "por fin" se llama "a las cosas por su nombre", en palabras de la directora de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez del Campo. La satisfacción "nunca es por la condena de un delito" sino que se debe "a la justicia hacia la víctima".

Por su parte, la presidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, Yolanda Besteiro, ha dicho que esta sentencia del Supremo era "ejemplarizante": "Ha venido a subsanar un fallo inexplicable de la Audiencia de Navarra, que no veía intimidación donde la había y responsabilizaba a la víctima". Se suman a estas palabras la jurista y directora de Fundación Mujeres, Marisa Soleto, y la presidenta de Women's Link Worldwide, Viviana Waisman.

El foco, al fin, en el agresor

En la misma línea se ha pronunciado la presidenta de la Asociación de Mujeres Juristas Themis, María Ángeles Jaime de Pablo. En este caso, "por primera vez el foco ha dejado de estar en la víctima" para ponerse en el agresor. En cambio, la fiscal de sala delegada contra la violencia sobre la mujer de la Fiscalía General del Estado, Pilar Martín Nájera, ha expresado su "satisfacción".

Por último, desde la Asociación Mujeres Juezas, su socia fundadora Carla Vallejo ha dicho que esta resolución "acaba con las dudas" levantadas por otros tribunales y, finalmente, da una "definición del delito de violación compatible con el sentir general". Además, sostiene que hoy se cierra un ciclo que no ha sido positivo" en cuento a la relación de confianza entre la ciudadanía y la administración de justicia.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información