Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de la pelea a bordo del vuelo entre Ámsterdam e Ibiza / CG

A guantazos en un vuelo a Ibiza por rechazar el uso de mascarillas

Pelea a bordo de una conexión de KLM entre Ámsterdam y la isla balear porque dos viajeros ebrios rehusaron ponerse cubrebocas

3 min

A trompazos a bordo de un vuelo a Ibiza por rechazar el uso de la mascarilla obligatoria. La policía detuvo a dos pasajeros que viajaban en una conexión aérea de la aerolínea KLM entre Ámsterdam y la isla balear después de que estos se enfrentaran al resto del pasaje y a la tripulación al rechazar el uso de cubrebocas.

 

 

Pelea en un vuelo a Ibiza porque dos pasajeros se negaron a ponerse las mascarillas

Según ha informado el medio holandés Het Parool, el incidente ocurrió el fin de semana en un enlace entre los aeropuertos de Schipol e Ibiza. KLM ha confirmado el suceso, que ha tildado de "desagradable" para el resto de viajeros. La compañía aérea ha indicado que no sirve alcohol a bordo y que el uso de mascarilla es obligatorio. Pese a ello, dos pasajeros consiguieron embarcar ebrios en el avión y rechazaron utilizar el protector de nariz y boca.

Reducidos

Ello provocó tensión con la tripulación y con el resto de pasajeros. Los dos hombres, uno de ellos con el torso desnudo, se enzarzaron a golpes con todo el mundo, visiblemente borrachos. No obstante, tanto el capitán como las otras personas que viajaban a bordo consiguieron reducirles. Fueron detenidos por la policía a la llegada a Ibiza.

KLM ha señalado que los dos arrestados "no son holandeses". Algunas fuentes, incluido Independent, apuntan a que los dos pasajeros podrían ser británicos, aunque la compañía aérea no ha querido confirmarlo.

"La seguridad no se vio afectada"

La aerolínea ha recordado que el incidente lo provocaron "pasajeros conflictivos" a los que se pudo inmovilizar "sin que la seguridad del vuelo se viera comprometida". Otros viajeros que tenían asiento en el mismo avión han relatado que uno de los protagonistas de la reyerta caminó de forma desafiante sin camiseta por la aeronave buscando pelea.

Otros viajeros le recordaron que había niños a bordo, pero los turistas no cejaron en su intento de provocar una trifulca. Lo consiguieron, aunque al llegar a Ibiza la policía los puso bajo custodia de las autoridades.