Menú Buscar
Un pediatra administrando una vacuna a un niño en la consulta / EFE

Un pediatra para 4.700 niños en Barcelona

La reorganización de la mutua del ayuntamiento deja a algunos ambulatorios casi sin especialistas

23.11.2017 00:00 h.
5 min

Un pediatra para 4.700 niños en Barcelona. La reconversión de la mutua municipal Pamem por parte del ayuntamiento ha dejado a algunos ambulatorios de la ciudad bajo mínimos. Es el caso del Centro de Atención Primaria (CAP) Vila Olímpica, donde un galeno atiende seis veces más menores de la ratio recomendada.

Así lo están denunciando vecinos, asociaciones de madres y padres (AMPA) y la entidad vecinal del barrio. "Solíamos tener a cuatro médicos especialistas en niños en este centro. Funcionaba de maravilla. No obstante, el nuevo gerente del Pamem (Àlex Escosa) despidió a una", explica Àngels, una madre que utiliza el CAP.

"Después, otra facultativa no renovó su contrato por la creciente presión asistencial. Finalmente, hace un mes otra galeno cogió la baja. No la culpo: con tan pocos recursos, visitaban todo el día hasta las once de la noche", ha agregado.

La situación se ha deteriorado tanto que una médico visita ahora a toda la población infantil de la zona. La apoyan dos enfermas y una sanitaria extra que el Pamem, ante la creciente alerta vecinal, ha asignado al ambulatorio.

"Volverán los cuatro pediatras"

Ello no fue suficiente. Escosa tuvo que dar explicaciones ayer miércoles, 22 de noviembre, ante vecinos y padres de la zona.

Horas antes, un portavoz del ayuntamiento informó a Crónica Global de que "la voluntad ha sido en todo momento resolver la situación con la máxima celeridad": "Antes de que acabe el año volverá a haber cuatro pediatras contratados en el CAP Vila Olímpica".

"Motivos de gestión interna --continuó el representante-- causaron que, de forma puntual, no hubiera todo el personal. Esas horas de atención se cubrieron con una rotación de pediatras de la organización, hasta el punto de que no hay lista de espera para tener consulta".

"A 22 de noviembre se ha resuelto la contratación de la tercera pediatra y se ha activado una cuarta plaza que se cubrirá antes de que termine el año. Esta situación no guarda relación con la integración de los usuarios de la antigua mutua Pamem a la cobertura del CatSalut", concluyó.

"Ha fallado la respuesta"

La explicación municipal no convence a los vecinos. "Fallaron la organización y la capacidad de respuesta. No puede ser que uno de los ambulatorios con más población infantil de Barcelona esté saturado por falta de médicos", lamentó Jordi Giró, presidente de la Asociación de Vecinos Vila Olímpica.

"Sean recursos materiales o humanos, hay que cubrir las plazas de forma inmediata. Estamos llegando a la temporada fuerte de la gripe y no pueden faltar médicos. De lo contrario, se podría colapsar el Hospital del Mar", abundó Giró.

Fuentes sindicales también han rechazado que el recorte de profesionales no guarde relación con la reorganización de la mutua municipal. "Hay dos cosas. Una, el Pamem debía quedar como gestor de los tres ambulatorios que opera. Y dos, tenía que crear una sociedad municipal de asistencia social de la que no se sabe nada", han indicado.

Otras voces cercanas al conflicto han afeado que la dirección de la mutua se exprese en términos "puramente económicos" y han recordado que el gerente de la mutualidad, Àlex Escosa, fue nombrado para, precisamente, desmontar gran parte de la cobertura que hacía el ente público.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información