Menú Buscar
Parador de Tortosa / WIKIMEDIA COMMONS

De Paradores Nacionales por Cataluña

Del turismo de montaña al medieval, pasando por la Costa Brava

14.06.2018 13:21 h.
4 min

Cataluña tiene ocho Paradores Nacionales en su territorio. Todos ellos destacan por alguna particularidad, ya sea por un paraje espectacular o por encontrarse en un edificio con una larga historia tras de sí. A continuación, recorremos los más destacados.

Uno de los paradores más lujosos está situado en Les Masies de Roda. El Parador de Vic Sau cuenta con servicios cuatro estrellas, atención impecable (según opinión de los visitantes) y una sensación que te trasladará a una época distinta gracias a su ambientación palaciega.

Parador de Vic Sau / WIKIMEDIA COMMONS

Parador de Vic Sau / WIKIMEDIA COMMONS

Con una ambientación más moderna y que choca con su idílica situación en pleno corazón de la montaña se encuentra el Parador de Vielha, ubicado en la provincia de Girona. Allí es posible regocijarse en la tranquilidad del campo y de la naturaleza en un paraje donde niños y adultos pueden disfrutar de la desconexión de la vida urbana.

Cataluña medieval

Más al sur, en Tortosa, es posible contemplar la imponente construcción medieval de su parador. La piscina o el centro de bienestar allí disponibles son dos grandes atractivos, aunque quizás no tanto como el entorno que ofrece esta población. Se pueden visitar los Jardines del Príncipe o monumentos históricos como la catedral o el palacio episcopal de Tortosa.

Parador de Tortosa / PARADORES

Parador de Tortosa / PARADORES

Volviendo a la provincia de Barcelona, se encuentra el pequeño pueblo de Cardona. Allí es posible adentrarse en su castillo, remodelado para acoger el Parador de Cardona. Mezcla la modernidad de las nuevas tecnologías y equipamientos con un ambiente rural y medieval donde se podrá disfrutar de diversas actividades como oleoturismo o visitar los viñedos de la zona.

Un hospedaje inusual

El Parador de Aiguablava, en la localidad gerundense de Begur, aparece como una alternativa más actual de lo que conocemos en este tipo de hospedajes. Con más similitudes a un hotel que a un parador, su belleza radica en la proximidad al mar y a la playa que le da nombre. Un paisaje mediterráneo y casi caribeño donde podrás disfrutar sin preocupaciones de tus vacaciones.

Aparte de estos cinco, comentar que los tres restantes no tienen nada que envidiarles, ya sea la belleza pirenaica del Parador de Artíes o del Parador de La Seu d'Urgell o el señorío del Parador de Lleida.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información