Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Helena Jubany / FAMILIA JUBANY

El ordenador de Helena Jubany revela nuevas pistas 20 años después de su muerte

Las evidencias recabadas vuelven a poner en el punto de mira de los investigadores a los miembros de la Unió Excursionista de Sabadell

5 min

El contenido del ordenador personal de Helena Jubany podría revelar, 20 años después del crimen, qué sucedió entre el 30 de noviembre de 2001, el día de su desaparición, y la madrugada del 2 de diciembre de 2001, cuando fue arrojada al vacío desde la azotea de un bloque de pisos de Sabadell

Pocos meses antes de que prescribiera la causa, Joan Jubany, en un último intento de conocer la verdad tras la misteriosa muerte de su hermana, entregó una caja de plástico transparente con el disco duro del ordenador de Helena en su interior a los juzgados de Sabadell. Un mes después, el 20 de mayo de este mismo año, el juez instructor ordenó la reapertura de la causa y puso el equipo a disposición de la policía para su exhaustivo análisis. 

40 chats inéditos

Aunque las diligencias recogen que los investigadores nunca antes habían analizado el equipo, las evidencias constatan que accedieron a su contenido en diciembre de 2001 y en mayo de 2002, pero nunca se le practicó una autopsia forense. Ahora, los peritos de la Policía Nacional han conseguido acceder a chats inéditos de la joven con varias personas de su entorno, a su historial de navegación, a sus correos electrónicos, a sus fotografías y a sus documentos más personales.

Una de las carpetas de su escritorio, “Treballs”, recuerda que en el momento en el que Helena Jubany fue asesinada estudiaba en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Si bien la facultad disponía de una incipiente intranet, muy precaria, los alumnos se comunicaban por otra vía paralela: el chat IRC. En el equipo personal de Helena Jubany se han recuperado un total de 40 conversaciones, de las cuales 34 son privadas y seis son grupales. 

rius_cant

Los investigadores han confirmado que la joven bibliotecaria utilizaba en el chat el alias maGAta. Con este usuario, Helena Jubany chateaba con sus compañeros de facultad en dos grupos: #UOC y #partychat

En julio de 2001, el usuario rius_cant, que también formaba parte del grupo de #UOC y #partychat, comenzó a atormentar a la joven. “Te he visto en el encuentro. Además de fea, antipática”, tecleó el 15 de septiembre de 2001. Helena lo bloqueó. A partir de ahí, la persona de identidad desconocida comenzó a modificar su alias para continuar interactuando con Jubany sin que la plataforma lo bloqueara. Lo hizo utilizando los nicknames rius_canw, rius_kant y rius_kcan. En conversaciones de Jubany con sus compañeros de carrera se evidencia el desasosiego que le producían estos mensajes. “¿Quién es rius_cant? Me siento acosada”, preguntaba a su círculo cercano. 

“Es solo un juego”

Una excompañera de la joven asesinada declaró ante los investigadores que rius_cant llegó a hacerse pasar por Helena en el grupo de la #UOC con el nick lenn. Cuando la chica descubrió que quien escribía no era su amiga, el usuario admitió que “en realidad todo era un juego”, y que “igual tenía que empezar a jugar con ella y no con Helena”. La declarante asegura que no volvió a interactuar nunca más con este usuario hasta después de la muerte de la bibliotecaria. Ese día rius_cant se conectó al chat y escribió: “¿Os suena la chica que se conectaba aquí, lenn? Pues está muerta, se ha tirado desde una azotea”. 

Las evidencias recabadas vuelven a poner en el punto de mira de los investigadores a los miembros de la Unió Excursionista de Sabadell (UES), de la que Helena Jubany también era socia. Además del principal sospechoso, S. L., los archivos inéditos de la joven señalan a dos personas más de este círculo. A tres meses de que prescriba uno de los crímenes más mediáticos de Cataluña, los familiares confían en que, esta vez, su imputación sea inminente