Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau / EFE

Ofensiva de Colau contra ‘Crónica Global’

El Ayuntamiento de Barcelona inunda de burofaxes a los medios críticos y delega en los concejales las solicitudes de rectificación

5 min

El Ayuntamiento de Barcelona y, más en concreto, los comunes, emprendieron hace meses una ofensiva contra los medios críticos. El consistorio, bajo la batuta de su alcaldesa, Ada Colau, está inundando de burofaxes a Crónica Global y Metrópoli Abierta en lo que ha convertido en una especie de táctica para tratar de amedrentar a los periodistas que publican informaciones que fiscalizan su gestión.

Además, con el objetivo de agilizar e incrementar estas acometidas contra los críticos, acaba de firmar un decreto por el que delega en los concejales de cada área las solicitudes de rectificación que convengan contra “noticias falsas, inexactas o desinformadoras”. Estos calificativos suponen un juicio de valor que, en última instancia, debe valorar el juez, y que se alejan de la libertad de expresión y prensa que pregonan.

De la inseguridad a las investigaciones

El ayuntamiento inició esta ofensiva en 2019, a raíz de la publicación de que algunas grandes compañías habían dejado de repartir en ciertas zonas de Barcelona por la inseguridad en las calles (Amazon, MRW y Seur dejan de repartir en zonas de Barcelona por la crisis de seguridad). Ocurrió a finales de agosto, y Ada Colau se encontraba de vacaciones. Pero no dudó en utilizar sus redes sociales para negar la mayor (aunque sin citar al medio), algo que ha repetido en otros momentos. Llegó entonces la solicitud de rectificación por tratarse de una supuesta información “falsa”, según el consistorio. El caso terminó en los tribunales, y la Audiencia Provincial ha dado la razón a Crónica Global. El ayuntamiento, además, pagará las costas.

Entretanto, y en especial en los últimos meses, el goteo de burofaxes a Crónica Global y a Metrópoli Abierta ha sido constante. Esta es la secuencia:

Como se aprecia, se trata de siete peticiones en poco más de dos meses.