Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Cala en Mallorca con bañistas

Los mejores planes en Mallorca para unas vacaciones de ensueño

Ante la cercanía del periodo vacacional, recomendamos los mejores itinerarios por la isla balear

7 min

Ya lo decía la canción "será maravilloso viajar hasta Mallorca". La isla balear es uno de los lugares que más turistas reciben a lo largo del año en España, y este año eres tú quien planea pasar sus más que merecidas vacaciones allí, el problema es que no sabes qué debes visitar y qué lugares son imprescindibles.

Pero para eso estamos aquí, hemos recopilado los mejores planes que hay en Mallorca para que puedas disfrutar de un viaje único, de una experiencia que te invitará a volver otro año. ¡Te lo aseguramos!

Los mejores planes para tus vacaciones en Mallorca

¿No sabes que hacer en Palma de Mallorca? Te traemos varios planes con los que vas a asegurarte de contar con unas vacaciones inigualables.

Explora hasta el último rincón de la isla y, sobre todo, no dejes escapar los numerosos encantos que hay en su interior. No en vano, es uno de los destinos más solicitados de las Baleares. ¡Y no nos sorprende en absoluto!

Disfruta de los encantos de la arena y el mar

Si hay algo que tiene Mallorca, sin duda son las playas. En el caso de que tengas ganas de disfrutar de un buen chapuzón en aguas azules como el cielo y arena fina y dorada, este es tu sitio. Es indispensable visitar la playa de Muro, de más de 6 km de extensión y abrazada por el Parque Natural de S'Albufera. Tampoco puedes dejar escapar las playas de Alcudia, de arena blanca y fina; la playa de S'Amarador en el Parque Natural de Mondragó o la playa casi virgen de Es Trenc, a 7 km de Sant Jordi.
Tienes lugares de arena y mar a rabiar. Solo tienes que procurar anotar los nombres que te hemos dado y preguntar por la zona, descubrirás unas calas y playas totalmente inolvidables.

Visita las cuevas del Drach

¿Sabes qué es el gran lago interior Martel? Seguramente no, y por eso tienes que visitar las cuevas del Drach. Se encuentran en Porto Cristo, dentro de Manacor, y son cuatro cuevas subterráneas e interconectadas que están hasta 25 metros bajo tierra. En su interior está Martel, uno de los lagos subterráneos más grandes de todo el mundo, en el que incluso se pueden hacer pequeñas rutas en barca.
Por supuesto, sus techos son su otro gran encanto. Todo está repleto de estalactitas y estalagmitas que dibujan un escenario impresionante al combinarse con las diferentes tonalidades de las paredes, causadas por todos los minerales que se han ido arrastrando con el agua durante los años.

Alucina con el Parque Natural de Mondragó

El Parque Natural de Mondragó se encuentra al sureste de Mallorca, y es alucinante. Enormes bosques de pinos, acebuches y encinas lo cubren todo, junto con sus estanques naturales y las sabinas. Para rematar, tiene unas preciosas calas en las que ver el genial contraste de las aguas turquesas con su arena brillante.
Si te gustan los animales, este parque tiene algo más con lo que sorprenderte. Es un lugar declarado Zona de Especial Protección para Aves, reuniendo en su interior más de 70 especies distintas. Lo tiene todo para ser otra visita obligatoria en tus vacaciones por Mallorca.

Déjate llevar por el encanto de Alcudia

En la zona noreste de la isla tienes un pueblo que conserva su lado más medieval y antiguo. Alcudia está repleta de murallas, de una magia que la convierte en una visita obligatoria. Lo más recomendable es seguir el Camí de Rond que la atraviesa para poder ver las antiguas casas señoriales, los grandes monumentos del lugar como la iglesia de Sant Jaume o incluso su ayuntamiento, con una torre de reloj de lo más peculiar.
También es cierto que Alcudia es un lugar idóneo para disfrutar de unas buenas calitas de agua cristalina y arena blanca. Combina tu ruta cultural con un buen chapuzón en sus playas. No te arrepentirás.

Experimenta la gastronomía local

Es imposible que te vayas de Mallorca sin probar las ensaimadas, la sobrasada, las cocas, los caracoles, el legendario frito mallorquín o el arros brut. Tienes muchos platos que degustar, y lo mejor es que acudas a lugares como el mercado de Santa Catalina, el más antiguo de Palma de Mallorca, con 50 puestos de toda clase y muchos productos locales que podrás probar. También debes visitar el Mercat de l'Olivar, en el centro de Palma, el lugar ideal para comprar ensaimadas, quesos de Mallorca, sobrasadas o el camallot.
Parte de ahí para asegurarte un buen acercamiento a la gastronomía del lugar. Si quieres experimentar un poco más, no dudes en probar los cocederos de marisco, los restaurantes o los gastrobares que hay en este último mercado. Si tienes un paladar exigente, no te van a defraudar en absoluto.
No necesitas más que esto para disfrutar de unas geniales vacaciones en Mallorca. Déjate llevar por sus encantos, aunque no demasiado, porque es muy probable que quieras repetir o que no te quieras ir de allí. Te lo advertimos.

--

Contenido patrocinado