Menú Buscar
Marc Márquez celebra el triunfo en Motegi que le da el séptimo título mundial de motociclismo / EFE

Marc Márquez, un heptacampeón “catalán y español”

El piloto de MotoGP, que paga los impuestos en España, está “preocupado” con la situación de Cataluña

4 min

Marc Márquez (Cervera, Lleida, 1993) ha levantado en Motegi (Japón) su séptimo título mundial de motociclismo y el quinto en MotoGP. Nadie había logrado tantos triunfos con 25 años. “Pasa rápido el tiempo, siete son muchos, pero la ilusión, las ganas, la celebración, son las mismas que en el primero”, ha declarado exultante. Desde lo más alto del podio, el catalán ha escuchado, una vez más, el himno de España y ha visto ondear la bandera rojigualda. ¿Incómodo? Para nada.

Marc Márquez es el hombre de la eterna sonrisa, y las cuestiones políticas no le quitan el sueño, aunque le preocupa la situación de Cataluña. “Yo me siento catalán y español, no tengo pelos en la lengua al decirlo”, ha manifestado el piloto en algunas ocasiones. En concreto, tuvo que salir al paso después de que desde varios frentes le afearan que celebrara sus victorias con la bandera de su club de fans y no con la española, que ya está en el podio.

Marc Márquez y la polémica de Andorra

La polémica persigue a Marc Márquez desde que un día decidió que podía comprarse una casa en Andorra —vive a una hora de allí y se entrena en ese lugar todos los inviernos— y tributar en el país vecino. Ante la presión, entre lágrimas, dijo que su intención nunca había sido la de pagar menos impuestos, y descartó la idea. De hecho, es de los pocos pilotos, si no el único, que paga los tributos en su país, por mucho que eso le penalice. Quiere estar cerca de los suyos.

A pesar de que Márquez se siente “catalán y español”, pasó de puntillas sobre el asunto del referéndum ilegal de independencia del 1-O. Preguntado en una ocasión por la consulta y por la situación de Cataluña, reconoció que le “preocupa”, pero no se quiso “mojar”: “Me afecta como ciudadano, pero no entiendo lo suficiente. Con lo que leo en las noticias, con lo que puedo extraer, no es suficiente. Prefiero guardarme mi opinión y verlas venir, a ver qué pasa”.

Ilusionado

Tras levantar su séptimo título, ha declarado que lo que le hace más “ilusión” es cuando “escuchas siete”: “Puedes tener muchas victorias, muchas poles, pero al final te guías por los títulos con los que te retiras”. Ha afirmado que se siente “muy bien” y que tenía la sensación de que “quizá este iba a ser el año”.

Durante la celebración se le ha salido el hombro. Tendrá que pasar por quirófano a final de temporada. Pero no pierde la sonrisa. Un campeón con los pies en el suelo.