Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La Conselleria de Justicia plantea que un maltratador de animales pueda perder la custodia de sus hijos en caso de divorcio / EP

Los maltratadores de animales podrían perder la custodia de sus hijos en caso de divorcio

Justicia plantea modificar el Código Civil catalán para que los jueces no puedan atribuir el cuidado de menores a una persona que tiene una sentencia firme en este sentido

2 min

Los maltratadores de animales podrían perder la custodia de sus hijos menores en caso de separación o divorcio. Así lo ha explicado la consellera de Justicia, Lourdes Ciuró, que plantea modificar el Código Civil de Cataluña el próximo otoño. 

La intención de la Generalitat es que los jueces no puedan atribuir la custodia de menores a una persona que, previamente, ha maltratado a animales y que tienen una sentencia firme.

Bienestar animal

“Quien maltrata a un animal es candidato a maltratar. Una persona maltratadora maltrata animales, mujeres, hijos…”, ha explicado la titular de Justicia en una entrevista en ACN. Asimismo, el Ejecutivo autonómico prevé que, en caso de divorcio, la custodia de la mascota será para quien tenga un vínculo emocional más estrecho con el animal.

La consellera de Justicia, Lourdes Ciuró, explica la prueba piloto / EUROPA PRESS
La consellera de Justicia, Lourdes Ciuró, explica la prueba piloto / EUROPA PRESS

Así pues, por primera vez se fijarán los criterios para resolver los conflictos sobre la titularidad, teniendo en cuenta su bienestar. En resumen: el animal no se atribuirá necesariamente a quien sea el propietario. Por otro lado, el juez repartirá el tiempo de convivencia, quién se hará cargo de su cuidado y cómo se reparten las cargas, como la pensión alimentaria o los gastos de veterinario

El testamento

Desde la Conselleria de Justicia aseguran que la finalidad de este cambio es ampliar el abanico de los derechos de los animales. Otra de las novedades de este anteproyecto es que los propietarios o cuidadores de los animales podrán poner en el testamento a quienes quieren que se hagan cargo de éste en caso de morir.

Ello equipararía la ley catalana a las más modernas del entorno para proteger a los animales, según la consellera. “Nos gusta hablar de derechos de los animales, necesidades afectivas, psíquicas y emocionales", concluye Ciuró.