Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primera fase de la macrooperación contra el clan de los Vargas / CRÓNICA GLOBAL

La segunda fase de la macrooperación contra el clan de los Vargas se salda con cinco detenidos

Los Mossos arrestaron a 15 personas durante el primer operativo antidroga entre La Verneda y la Mina

3 min

Los Mossos d’Esquadra han efectuado este miércoles la segunda fase de la operación antidroga iniciada el pasado 29 de marzo en los barrios de La Verneda de Barcelona y de La Mina de Sant Adrià de Besòs. Esta vez, la policía autonómica ha detenido a cinco personas --que se suman a los 15 arrestados de la pasada semana—y ha desmantelado dos plantaciones de marihuana.

Los agentes han desplegado sobre las seis de la mañana de este miércoles un dispositivo contra la organización contra el tráfico de drogas, especialmente de marihuana, en el que han practicado cuatro entradas y registros en viviendas.

Controlaba la droga del Barcelonès

La de este miércoles se trata de la segunda fase del macrooperativo bautizado como “caso Dalton” del pasado 29 de marzo en el que participaron más de 350 efectivos de los Mossos d’Esquadra de diversas unidades -- Arro y Brimo, Hélix y la Unidad Canina--  en los barrios de La Verneda de Barcelona y en La Mina de Sant Adrià de Besòs. Ese día el operativo se saldó con 19 entradas y registros, 15 detenidos, 10 de los cuales han ingresado en prisión.

La banda controlaba la actividad delictiva desde la comarca del Barcelonès, desde donde intentaba ejercer un férreo control del tráfico de marihuana en el territorio en el que operaba, aunque también de otras sustancias estupefacientes.

Involucrados en tres tiroteos

La pugna por el control del barrio puso al clan de los Vargas en el punto de mira de los investigadores. En concreto, aseguran los vecinos, fueron tres tiroteos registrados en diciembre de 2020 los que hicieron saltar la liebre. El primero, cuentan, estuvo motivado por rencillas personales --ajenas al tráfico de drogas -- entre un miembro del clan ahora desarticulado y otro joven del barrio. 

A raíz de este incidente, los Mossos efectuaron una primera redada en La Mina. Tras estos hechos, los Vargas tomaron represalias contra el joven, hiriéndolo. El tercer tiroteo lo capitanearon pocos días después de este episodio los familiares del herido, que abrieron fuego contra las persianas del bar que regentan los Vargas, en la vía Trajana. Tras más de un año de investigación, los Mossos han culminado la operación con una veintena de detenciones y han desarticulado un total de cinco plantaciones de marihuana.