Menú Buscar
Una prostituta en una calle.

Libertad para dos detenidos que violaron y golpearon brutalmente a una prostituta

Pese a los antecedentes policiales de los acusados y la gravedad de los hechos, el fiscal no ha comparecido personalmente a su toma de declaración y el juzgado ha descartado la prisión preventiva

3 min

A las seis de la mañana del pasado día 11, dos hombres, vecinos de un piso de la calle Robadors, situada en el 'barrio chino' de Barcelona, requirieron desde el balcón los servicios de una joven prostituta que a aquella a hora ofrecía sus servicios sexuales a los transeúntes.

La mujer subió al piso y, según su propia declaración, inmediatamente fue golpeada por los dos hombres y violada por uno de ellos con extremo sadismo, tal y como consta en el atestado policial. El agresor utilizó la funda de una espada para violar a la prostituta, una mujer de 30 años, toxicómana y nacida en Barcelona.

La víctima huye y denuncia

La víctima, en un momento de descuido de sus agresores, logró salir del piso, semidesnuda y descalza y, ya en la calle, solicitó ayuda a los convecinos que, inmediatamente, llamaron a la Guardia Urbana. La víctima denunció los hechos y la policía se personó en el piso. Ante la evidencia de lo sucedido, procedieron a la detención de los dos sospechosos.

Ambos se negaron ayer a declarar ante el juzgado de guardia, que, al comprobar la ausencia de antecedentes penales y a la espera de lo que la policía vaya averiguando para esclarecer lo ocurrido, decidió, para sorpresa de los investigadores, dejarlos en libertad, eso sí, imputados y con la obligación de personarse ante el juez de instrucción número 33 que lleva la diligencias cada mes.

Reincidentes

Crónica Global ha podido confirmar que, si bien en los archivos de antecedentes penales ninguno de los dos detenido aparece, ambos disponen de abundantes antecedentes policiales por casos similares.

Sin embargo, estos casos aún no han llegado a juicio, por cuyo motivo los agresores no constan en los archivos que maneja la justicia.

¿Dónde está el fiscal?

Por otro lado, llama poderosamente la atención que, ante un caso tan escabroso y a la vez tan alarmante como el que denuncia la víctima, el fiscal no haya comparecido personalmente en el acto de declaración de los detenidos ni tan siquiera para constatar la negativa de los acusados a declarar.

Fuentes policiales consultadas sospechan que los acusados podrían salir de España al verse, en un futuro, en el punto de mira de la justicia.