Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El exfutbolista del Barça, Samuel Eto'o / EUROPA PRESS

El exjugador del Barça Samuel Eto'o reconoce que defraudó a Hacienda pero se libra de la cárcel

El deportista obtuvo importantes ingresos por la cesión de su imagen, que ocultó al fisco español simulando que habían sido cedidos a dos sociedades

5 min

Este lunes se ha celebrado en el Juzgado de lo Penal número 11 de Barcelona el juicio oral contra el exjugador del FC Barcelona Samuel Eto'o por cuatro delitos contra la Hacienda Pública. Junto a él se han sentado en el banquillo de los acusados su representante, José María Mesalles, al que la fiscalía considera cooperador necesario en la comisión de estos hechos, y Manuel de Jesús Lastre, al que el ministerio público considera cómplice por facilitar la comisión del fraude. No obstante, tras llegar a un acuerdo entre las partes, el tribunal ha condenado al exdelantero a un año y 10 meses prisión, una pena que no tendrá que cumplir con la condición de que hagan frente al pago de una multa de 6,2 millones de euros en concepto de responsabilida civil. 

El exjugador del Barça Samuel Eto'o (izquierda), durante el juicio / TSJC
El exjugador del Barça Samuel Eto'o (izquierda), durante el juicio / TSJC

El fiscal de delitos económicos, en su escrito de calificación, recoge que, entre 2006 y 2009, el futbolista obtuvo grandes ingresos por la cesión de su imagen a Puma y al Fútbol Club Barcelona. Si bien Samuel Eto’o tendría que haber declarado estos beneficios en España, su lugar de residencia en aquel momento, el fiscal considera probado que “con el objetivo de reducir fraudulentamente su tributación”, simuló que estos derechos habían sido cedidos a dos sociedades residentes en Hungría y en España.

Escondió parte de sus ingresos 

Entre 2006 y 2009, solo por la cesión de su imagen, el futbolista ganó 10.183.500 euros que no declaró a la Hacienda española. Las rentas que fueron desviadas a la sociedad húngara Tradesport and Marketing KFT no fueron objeto de tributación en España. Además, al hacer figurar como prestador de los servicios a una sociedad no residente en el país, dificultó que la Hacienda española consiguiera rastrear estas rentas. 

Por otro lado, las que fueron desviadas a la sociedad española Bulte 2002 Empresarial, tributaron a un tipo muy inferior, el correspondiente a un impuesto sobre sociedades. Además, el futbolista dedujo cuantiosos gastos particulares que nada tenían que ver con la actividad de la sociedad y que eran "derivados de su alto nivel de vida", sostiene el fiscal, como el mobiliario y los suministros de sus casas de París, Palma de Mallorca y Barcelona y los vehículos de lujo que utilizaba la estrella del fútbol.

Culpa a su representante

La declaración de Eto'o en el juicio ha sido breve y la ha usado para reconocer el fraude comprometerse a pagar la cantidad pendiente de la responsabilidad civil a Hacienda

"Era mi padre el que se ocupaba del niño que era entonces. Lo reconozco y lo voy a pagar, pero siempre he hecho lo que mi padre me pedía hacer", y fuentes jurídicas han detallado después que con padre se refería a su representante, Mesalles, contra quien tiene una causa abierta.

Multas de más de 18 millones

De todo lo anterior se deriva que Eto'o era el verdadero titular de los derechos de imagen cedidos por dos sociedades interpuestas y que tendrían que haber abonado 3.872.621 en impuestos. Por no haberlo hecho, el fiscal lo considera, junto a su representante, autor de cuatro delitos contra la Hacienda Pública. Para ellos dos solicitaba una pena de 10 años y seis meses de prisión y una multa de 14.300.000 euros. 

El futbolista Samuel Eto'o / EP
El futbolista Samuel Eto'o / EP

No obstante, tras llegar a un acuerdo con la fiscalía, el juez ha acordado imponer al futbolista un año y 10 meses de cárcel, que no tendrá que cumplir dado que carece de antecedentes penales y que ya ha reparado parcialmente la responsabilidad civil. No obstante, durante los próximos cinco años no podrá delinquir y tendrá que completar el pago de la multa impuesta por el juez. Por su parte, a Mesalles le ha impuesto una condena de un año de prisión. Los acusados ya han abonado más de 2,3 millones de la multa de los 6,2 millones que les impone ahora el tribunal.