Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Rueda de prensa en la que la Compañía de Jesús ha presentado el informe sobre abusos a menores en la orden /INFOSJ

Los jesuitas reconocen diez abusos a menores en Cataluña en un siglo

Solo Andalucía, con catorce casos, y el País Vasco, con diez registran cifras más elevadas en toda España

3 min

En Cataluña hay diez denuncias por abusos cometidos por religiosos jesuitas a menores, según un informe realizado por la Compañía de Jesús que detalla cifras por comunidades pero no los nombres de las víctimas de los abusos ocurridos entre 1927 y 2020, prácticamente un siglo.

En cuatro de los casos de abusos a menores, los denunciados eran jesuitas en su momento, aunque ya no formen ahora parte de la orden, mientras las otras seis recaen en religiosos que ya fallecieron.

En toda España, 65

Cataluña, donde no se han encontrado denuncias por abusos a adultos, tiene una de las cifras más altas de denuncias de abusos a menores por parte de los jesuitas, con solo Andalucía por delante, con catorce casos, y el País Vasco, con diez, como Cataluña.

En toda España, el documento "Informe sobre los abusos cometidos por religiosos jesuitas en las provincias españolas" señala 17 abusos a menores por parte de jesuitas vivos y 48 por parte de religiosos ya fallecidos.

Pedir perdón

Los jesuitas hacen pública esta investigación interna con el objetivo de "rendir cuentas del pasado y pedir perdón", ha asegurado el padre Antonio España durante un acto en el que se ha presentado un Sistema de Entorno Seguro de la Compañía de Jesús para la sensibilización, intervención y prevención de los abusos en sus instituciones.

La Compañía de Jesús ha creado desde 2019 la figura de Responsable de Entorno en todos los sectores de la institución, educativos, social, universidad y pastoral, así como el buzón de recogida de denuncias proteccion@jesuitas.es. "Estamos aprendiendo a dar respuesta a estas personas, siendo ahora conscientes de cómo una intervención insuficiente, bien desde la ignorancia o la incomprensión, a veces por miedo, ha podido revictimizarles y crearles más dolor", ha señalado Susana Pradera, encargada de presentar la iniciativa de entornos seguros.