Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El periodista Jalís de la Serna presenta en un momento de la ponencia sobre sostenibilidad / DANONE

"Invertir en sostenibilidad no va en contra de la rentabilidad"

Danone y CEMAS presenta el proyecto Granjas Next Generation durante la celebración de la jornada Alimentado el Cambio Juntos: El poder del alimento local, una charla para abordar la despoblación rural

12 min

El sistema productivo local afronta numerosos desafíos. El uso intensivo de la tierra, la despoblación de las zonas rurales o la inseguridad por el aumento de los costes de producción, han dejado al campo en una situación de vulnerabilidad. Sin embargo, asegurar su viabilidad es fundamental para garantizar la sostenibilidad de los recursos naturales y prevenir las consecuencias sociales, económicas y medioambientales de dejar que el mundo rural se apague. De hecho, potenciadas por el impacto de la pandemia, en el último año han cogido fuerza algunas tendencias más sostenibles que apuntan a ser la esperanza para el sector agrícola.

Con el objetivo de profundizar en esta dirección, Danone y CEMAS, presentaron el pasado viernes el diálogo ‘Alimentando el Cambio Juntos: El poder de la alimentación local, en el que se reunieron vía streaming diferentes expertos para abordar la importancia de la producción local en Valencia, analizar la situación de despoblación rural en España y analizar cómo esto afecta al sistema de producción de alimento local. Asimismo, durante la jornada se presentó el proyecto Granjas Next Generation, una plataforma digital colaborativa que busca capacitar a los actores rurales con competencias estratégicas para garantizar el futuro del sector.

“Nunca hemos estado tan bien alimentados”

En la ponencia participó el periodista y autor de la obra ‘La España vacía’, Sergio del Molino. Un libro que sirvió como referente de diagnóstico de la situación agónica del medio rural español. El escritor puso de manifiesto la necesidad de que desde la administraciones se cuide y se tenga en cuenta al campesinado. “Una sociedad avanzada democráticamente no puede permitir que una parte importante de la población se sienta ciudadanos de segunda y ninguneada”, señaló el periodista .

Molino señaló que “la progresiva y traumática” desaparición de la cultura campesina, ha abierto una  brecha en España, mayor que en otros países europeos. “La paradoja  es que nunca hemos estado tan bien alimentados y a su vez, los campesinos nunca lo han tenido tan difícil y se han tenido que asimilar tanto a los usos y costumbres urbanos”, explicó. 

La esperanza de la alimentación ecológica

A pesar de esto, Molino también destacó la importancia “esperanzadora” de algunas nuevas tendencias que empiezan a coger fuerza y que se perfilan como el futuro del mundo rural. "Creo que el futuro de la España vacía pasa por aprovecharse de esa nueva conciencia del ciudadano sobre lo que es alimentarse bien", explicó el escritor.

“Se está produciendo un cambio en la concienciación sobre la alimentación y la sostenibilidad y el consumo local, lo cual puede ser una esperanza para rehabilitar y reformar ciertas economías agrarias que pueden revitalizarse a partir de pequeños productores que se asocian y empiezan a crear otras maneras de activar la producción”. 

Conectar la ciudad y el campo

Por su parte, el alcalde de la ciudad de Valencia, Joan Ribó, que desde este año, y junto a los concejales Ramón y Campillo, han presentado este año el Plan de Agriculturas Urbanas de València, recalcó que la ciudad debe volver a conectarse con el campo: "La ciudad de valencia nació de la huerta y siempre ha sido determinante en la evolución de las ciudades. hemos de volver a conectarnos con la agricultura para que las ciudades sean más sostenibles”.

Con referencia al modelo productivo, el alcalde de Valencia explicó que la producción agrícola no puede ser industrial, sino que “es una relación con la naturaleza que ha de trabajar con criterios ecológicos” que permitan “garantizar alimentos de calidad y una vida digna para los agricultores”. Así, Ribó recalcó el “importante papel de las empresas” que están haciendo un esfuerzo en trabajar bajo estos criterios. “Por eso,- añadió el alcalde- las instituciones hemos de trabajar en las colaboraciones publico privadas”.

Invertir en suelos saludables

Pero para garantizar alimentos saludables, primero debe garantizarse la salud de los suelos. Este es, en palabras del moderador, el periodista Jalis de la Serna, el tema raíz de toda la reflexión. Para analizarlo en profundidad, se contó con la participación de la responsable del programa de alimentos en WWF, Celsa Peiteado;  el responsable de agricultura ecológica en Triodos Bank, Ruben Carrasco; la coordinadora de la gestión de conocimiento del CEMAS, Marta Alandi; y la coordinadora de proyectos de alimentación sostenible de la Fundación Carrasco, Pilar Martínez.  

Así, Rubén Carrasco explicó la apuesta de Triodos Bank por la inversión en proyectos de agricultura orgánica, que favorecen la revitalización de los suelos. “ Tenemos que tener una visión holística de la situación y en esto todos los sectores de la cadena deben que estar implicados”. De hecho, Triodos es una banca ética, que invierte prioriza las inversiones en el mundo rural y en proyectos sostenibles. "Queremos combatir el mantra de la empresa privada de que invertir en sostenibilidad va en contra de la rentabilidad", puntualizó Carrasco.

Los grandes retos alimentarios

En este sentido Pilar Martínez, añadió que desde la Fundación Carrasco, tratan de promover la colaboración entre todos los actores sociales para tener en cuenta la salud de la alimentación desde un punto de vista "interconectado": Hay que tener en cuenta la salud del suelo, pero también la distribución de los alimentos, cómo se consumen, y ser conscientes del papel de decisión que tiene el consumidor para influenciar en las formas de producir".

Por otro lado, desde la Fudación CEMAS, Maita Alandi explicó algunos de los retos a los que la sociedad se enfrenta con la salud de los suelos: "El gran reto del siglo 21 es alimentar a la sociedad de una manera sostenible, por lo que debemos cambiar nuestras acciones y orientarlas hacia la sostenibilidad".

Granjas Next Generation

La conclusión es que para lograr esta transformación es necesario poner en marcha pequeñas transformaciones como son la promoción del relevo generacional, profesionalizar la gestión empresarial de las granjas, neutralizar el impacto climático de la actividad, entre otras. Para ello son necesarias iniciativas como Granjas Next Generation, liderada por el Alma Natura, CEMAS, Danone, B Corp y la Universidad Politécnica de Valencia, que potencia el intercambio profesional de conocimientos con el propósito de avanzar hacia un modelo competitivo, sostenible y justo.

“El mundo rural no es un mundo ni primario ni atrasado, sino una comunidad activa y protagonista que se ha demostrado esencial para nuestra economía, en especial durante el último año. Nuestro objetivo es atraer y potenciar al talento joven para transformar nuestra alimentación y nuestros pueblos en lugares prósperos” señaló, el responsable del Alma Natura, Juanjo Manzano.

Imagen promocional del proyecto 'Granjas Next generation' / DANONE
Imagen promocional del proyecto 'Granjas Next generation' / DANONE

Neutralizar el impacto climático

Otra de las instituciones implicadas en este proyecto es el movimiento BCorp, comunidad empresarial que pretende impulsar una economía con propósito. Tal y como recogió el director de esta entidad, Pablo Sánchez, “aprenderemos a neutralizar el impacto climático, a secuestrar carbono a través de la diversificación de los cultivos, a regenerar la tierra, a proteger el equilibrio y a garantizar los derechos de los animales”. 

En este sentido, Antoni Bandrés, director de Gestión de Leche de Danone España, añadió que “es fundamental que desde la industria apostemos por un modelo de gestión de granja familiar sostenible y de proximidad, basado en contratos a largo plazo, el relevo generacional y el bienestar animal”. Bandrés concluye que “solamente así podremos garantizar la continuidad del sector primario y asegurar el desarrollo económico y social de la España Vacía”. 

Un ciclo de tres diálogos

Además, el proyecto Granjas Next Generation presentará su candidatura a los fondos vinculados al Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia (Fondos EU Next Generation) que, entre sus objetivos, persigue potenciar la digitalización, promover la cohesión social y contribuir a la transición ecológica del sector primario, que permitiría escalar su impacto a un universo de agricultores y ganaderos mucho más relevante.

Alimentando el Cambio Juntos: El poder de la alimentación local, se trata del segundo encuentro de  un ciclo de tres diálogos organizados por el CEMAS (Centro Mundial de Valencia para la Alimentación Urbana Sostenible) y Danone. Con esto, Danone quiere favorecer el intercambio de ideas entre agentes de cambio para buscar soluciones que permitan avanzar hacia un modelo alimentario más saludable, sostenible e inclusivo, fomentando la cooperación e inclusión, el alimento local y educar en salud a las nuevas generaciones.