Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Productos de una cesta navideña

Se dispara el interés por las cestas navideñas a más de un mes de las Fiestas

El regalo estrella anual de las empresas a sus trabajadores hay que prepararlo con tiempo y mimo

6 min

Aunque a paso lento, poco a poco nos vamos acercando a las fechas que, para muchos, son las más hermosas del año. Es así, las Navidades empiezan a otearse en el horizonte. De hecho, hay un sector en concreto que lo está notando de forma bastante inusual. Las empresas de venta de cestas de Navidad por internet ya están empezando a recibir la visita de interesados que quieren ser precavidos y, también, bastante previsores.

Portales como micesta.com están notando un aumento de la afluencia en visitas, y también los primeros pedidos de unos clientes que no quieren esperar más. Si algo ha demostrado este 2020 es que las sorpresas pueden estar siempre a la vuelta de la esquina, y hay quienes quieren tomar cartas en el asunto por si surge alguna complicación. Allá por marzo de este mismo año descubríamos cómo todo puede cambiar de un momento a otro. De hecho, lo seguimos descubriendo a cada semana que pasa.

Más sencillo online

Mucho tiene que ver en todo esto también el auge de internet y las tiendas online. Precisamente también este año ha sido cuando muchas personas han descubierto que en la red pueden encontrar soluciones muy interesantes para prácticamente cualquier complicación que tengan o cosa que necesiten. Desde redes sociales cargadas de información, hasta plataformas con vídeos de gatitos. El abanico es inmenso. Ahí ha jugado un papel importantísimo el e-commerce del que forman parte webs como la que hemos citado. Las tiendas online han ganado mucha fuerza, entre otras cosas porque son la vía más segura y cómoda para hacer compras. Cualquier producto, por específico y raro que pueda ser, se puede encontrar dentro de una de estas tiendas.

Y eso, de nuevo, nos lleva a las cestas de Navidad para uno de los años más extraños que hayamos podido vivir. Ahora, tanto particulares como empresas están recurriendo a tiendas online que ofrecen este tipo de producto, a soluciones como la de micesta.com. ¿Por qué? Para empezar, por las ventajas; para terminar, por la seguridad que ofrece. Son la vía más cómoda y segura de comprar cestas navideñas para este 2020 tan “pandémico”.

Comienzan las compras por internet

Un sector tan navideño como este se ha adelantado al otoño. Los clientes habituales de estas empresas empiezan a solicitar ya sus pedidos con la intención de tenerlos disponibles para mediados de noviembre. Las razones están bastante claras. Quieren tener la certeza de que podrán contar con las cestas para entregárselas a sus trabajadores, principalmente. 

La incertidumbre que lo rodea a todo se comprueba por estas fechas. Hay cierto miedo generalizado a que se vuelva a un confinamiento o a cualquier otra situación que pueda impedir que este detalle anual no se pueda realizar. Para los empleados de los negocios en los que se regalan, siempre son un buen detalle, un símbolo navideño que les invita a disfrutar todavía más de las festividades.

Calidad frente a cantidad

De hecho, si algo queda claro con los pedidos que se hacen es que se busca hacer un buen regalo. Las tiendas especializadas lo ven a diario, sobre todo porque los consumidores cada vez optan más por los productos de calidad, por aquellos que tienen propuestas de carácter prémium. Algo que se está reforzando muchísimo este año.

Puede ser una forma de tener un detalle único con aquellas personas que han pasado por un 2020 especialmente complicado, o porque cada vez se intenta pelear más por la calidad que por la cantidad. Lo cierto es que hay muchos motivos que pueden empujar a este cambio de hábito en cuanto al consumo de cestas navideñas, pero la realidad está ahí. Para una misma cantidad de dinero, los consumidores están anteponiendo siempre las cestas que tienen en su interior propuestas de valor añadido. No es solo algo que se vea en las empresas que quieren hacer un regalo a sus trabajadores estas Navidades, también se está viendo en aquellos que quieren obsequiar una cesta a familiares, amigos o incluso a sí mismos.

Seguridad de entrega

Porque estos obsequios, al final, son una forma de compartir las Navidades. No son pocas las personas que, obligadas a trabajar fuera de casa, recurren a ellas como regalo para compartir mesa con sus seres queridos aun en la distancia. Una costumbre que, este año, ha decidido tomarse las cosas con un más antelación para evitar cualquier posible imprevisto.
Es muy difícil saber qué puede pasar o cambiar desde ahora hasta dentro de un mes. Lo que seguro no va a cambiar es la presencia de cestas en los hogares estas Navidades. Más ahora, que hay tiendas online que se encargan de llevarlas directamente de la fábrica hasta el hogar.

--

Contenido patrocinado