Menú Buscar
Josep Maria Soler, abad de Montserrat / YOUTUBE

Hurtado pide en el Vaticano la dimisión del abad de Montserrat por encubrir los abusos

La primera víctima que denunció los tocamientos del monje Andreu Soler pide a la Iglesia que denuncia los casos de pederastia a las autoridades

2 min

Miguel Hurtado, primera víctima que denunció públicamente que había sido víctima de los abusos sexuales del monje Andreu Soler, ha pedido en el Vaticano la dimisión del abad de Montserrat, Josep Maria Soler, por encubrir los supuestos casos de pederastia. 

Hurtado ha calificado de "encubridor" a Soler. "He dado un ultimátum al abad. Tiene 72 horas para dimitir y si no lo hace presentaré una queja formal ante el Vaticano pidiendo la apertura de una investigación apostólica: que sean sus superiores los que le despidan", ha explicado

Cumbre antipederastia

En su opinión, es un caso de encubrimiento donde hay muchísimas pruebas, entre las que figurarían documentos, correos electrónicos y conversaciones que mantuvo con el religioso con una "cámara oculta". 

Para Hurtado es "preocupante" que el abad continúe en su cargo, y sostiene que "manda un mensaje muy peligroso a los líderes católicos españoles: puedes tapar delitos sexuales y no pasa nada".

Propuestas del Papa

También considera "insuficientes" las 21 propuestas que el Papa Francisco ha puesto sobre la mesa. "Las considero bastante pobres. Son medidas muy genéricas que ya se han propuesto y no han funcionado", ha señalado.

A su juicio, no incluyen reivindicaciones básicas de las víctimas como el hecho de que los delitos de abusos sexuales del clero sean juzgados por la justicia ordinaria o no por el tribunal del Vaticano. "Pedimos que todos los casos de pederastia en la Iglesia tienen que ser denunciados a las autoridades y a eso el Vaticano dice que no", ha concluido.