Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Macetas

Es hora de preparar tu jardín para este verano

Ponte manos a la obra y arregla tu jardín para disfrutar del verano que te mereces.

6 min

Llevas un buen tiempo esperando el momento. Tienes un jardín y se acerca la época en la que más vas a poder sacarle partido: el verano. Meses de calor en los que el sol no perdona, pero también en los que tus plantas y tu zona ajardinada pueden hacer que te olvides por completo de las altas temperaturas.

Vamos a explicarte cuáles son los pasos que tienes que seguir para dejar tu jardín listo para el verano. Siempre hay que realizar algunas tareas de mantenimiento previas, repasarlo todo y comprobar que está a punto para que podáis empezar a acercaros un poco más a la naturaleza sin salir de casa en estos meses.

Prepara tus ganas, prepara tus herramientas, recuerda que debes tener mucha paciencia y calma para ponerte manos a la obra y ponte a leer lo que tenemos que contarte. Te interesa.

Cinco claves para tener tu jardín listo en verano

Cuando se acerca esta época, hay que pasar por una especie de ritual para tener tu jardín bien preparado. Más concretamente, debes asegurarte de cumplir una serie de aspectos clave para que de verdad puedas sacar partido a esta zona tan agradecida cuando el calor arrecia al elevarse las temperaturas.

¿Y cuáles son? A continuación te vamos a dar las claves principales para tener tu jardín listo para el verano. Si las cumples, vas a poder disfrutar al máximo de este junto con los tuyos.

¿Quieres esos árboles?

No es mala idea tener un par de árboles en el jardín, pero, si tienes demasiados, es posible que te hagan demasiada sombra y no puedas disfrutar del sol, o que incluso provoquen la llegada de muchos insectos poco bienvenidos.

En ese sentido, no descartes talar alguno que otro para tener más iluminación y para evitar esas visitas poco deseadas. Es ideal hacerlo con una buena motosierra, por lo que te recomendamos que, si no tienes una, eches un vistazo a esta página especializada en motosierras para dar con las mejores y asegurarte un modelo adecuado.

La poda es fundamental

Hemos hablado de talar árboles, pero mantener algunos en el jardín siempre es bueno para tener más naturaleza a tu alrededor y, de paso, asegurarte de contar con una buena sombra. Lo más importante, en el caso de conservarlos, es que hagas una poda adecuada con cierta frecuencia.

Hay ramas que pueden crecer mucho, que sean incluso molestas o que tapen más de la cuenta, incluso que hagan que el árbol poco a poco vaya creciendo mucho más de lo que pensabas. No dudes en cortar lo necesario y podar, es bueno ya no solo para tu jardín, sino también para la salud del árbol. De hecho, no dudes en sacar tu motosierra para hacerlo, te será mucho más cómodo.

Revisa todas tus plantas y las malas hierbas

Lo primero que tienes que comprobar en tu jardín es que las plantas estén en el mejor estado posible. ¿Qué impresión daría estar en una zona ajardinada con plantas mustias y flores secas?

Revísalas todas, comprueba que no tienen ningún tipo de plaga que les haya podido afectar y cuídalas todas y cada una para que luzcan mejor que nunca. Asimismo, quita las malas hierbas que puedan haber salido, que no serán pocas, corta el césped si fuera necesario y recorta todos los setos para igualarlos y que tengan formas acordes a lo que buscas. Recuerda que para esto último, tener las herramientas adecuadas es fundamental.

Pon un buen sistema de riego

Esto es algo bastante relativo. Si tu jardín no es demasiado grande, el mejor sistema de riego que puedes tener es tan sencillo como una manguera con agua que puedas usar a diario para dar a todas tus plantas el frescor que necesitan. Así crecerán mejor y lucirán espectaculares cuando llegue el verano.

En el caso de tener una zona algo más amplia, no es una locura instalar algún aspersor para que reparta bien el agua por todas las zonas, o incluso algún tipo de riego por goteo para los árboles o plantas más grandes que puedas tener. Todo sirve y todo importa cuando hablamos de hidratar.

Habilita un rincón con sombra

Lo peor de los jardines es que, cuando el sol aprieta, no tener resguardo puede ser algo bastante molesto. Sí, esto es algo que puedes aprovechar perfectamente para tomar el sol y coger ese moreno que tanto gusta lucir luego en la playa o en cualquier fiesta, pero eso no quita que debas tener un rincón con sombra.
Instala un toldo o cualquier parasol de buenas dimensiones que pueda dar cobijo fuera del calor y los rayos de sol. ¿Recuerdas lo que hablábamos antes sobre los árboles? Por esto mismo te interesa podarlos y cuidarlos con tu motosierra.
¿Lo has apuntado todo? Pues ahora es el momento de empezar a aplicarlo. Cuando lo hagas y hayas terminado, verás que tu jardín luce mejor que nunca y que vas a poder disfrutarlo al máximo incluso cuando el verano más apriete. Precisamente, será el mejor momento para sacarle partido.

--

Contenido patrocinado