Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El Dr. Jesús Alfonso González, jefe del Servicio de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora de HM Nou Delfos / CEDIDA

HM Nou Delfos incorpora el autotrasplante como técnica de reconstrucción de mama tras el cáncer

Los profesionales extraen el tumor y luego tejido del abdomen para moverlo hasta el pecho y darle forma de un nuevo seno, un método que realizan muy pocos centros

4 min

El Centro Integral Oncológico Clara Campal HM CIOCC Barcelona, ubicado en el Hospital HM Nou Delfos, han incorporado una nueva técnica de reconstrucción de pecho para las pacientes de cáncer de mama que deban someterse a una extirpación total del seno. Estas mujeres tienen ahora la posibilidad de que se les reconstruya durante la misma intervención, un método muy innovador que muy pocos centros realizan.

Ginecólogos, oncólogos y cirujanos plásticos altamente especializados en microcirugía trabajan conjuntamente para extraer el tumor y, después, tejido de la zona inferior del abdomen –piel, grasa y vasos sanguíneos– para moverlo hasta el tórax de la paciente y darle forma de un nuevo seno. Las venas y arterias epigástricas se conectan al tórax con ayuda de un microscopio quirúrgico para recuperar la forma y función de la mama.

Una operación compleja

Esta es una operación compleja, pues el doctor Jesús Alfonso González, jefe del Servicio de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora de HM Nou Delfos, ha puntualizado que “el autotrasplante en directo es una técnica que requiere mucha experiencia en microcirugía” porque la recolección del tejido es “delicada”.

Por este motivo, “hay muy pocos hospitales en España que puedan realizarla”, añade en un comunicado. Es por eso que HM Hospitales ha configurado un equipo formado en esta técnica y que cuenta con un equipamiento tecnológico de vanguardia para desarrollar este tipo de intervención, que suele durar unas cinco horas, con la “máxima garantía y seguridad para el paciente”.

Apta en casos concretos

No obstante, la reconstrucción mamaria en directo mediante esta técnica no puede hacerse en todos los casos, pues solo está indicada para aquellos en los que se debe realizar una mastectomía radical, siempre y cuando la paciente disponga de piel y grasa sobrante en el abdomen. Además, el doctor González indica que “debe ser una mujer no fumadora porque el tabaco favorece la formación de trombos, lo que podría impedir que el colgajo se vascuralice con éxito”.

Entre tres y seis meses después del autotrasplante, la paciente tiene la posibilidad de someterse a la micropigmentación de la areola del pezón, una especie de tatuaje que simula su forma.

Menos secuelas emocionales

De este modo, este tipo de reconstrucción reduce las secuelas emocionales que ya de por sí comporta el cáncer en la paciente. El hecho de no tener que verse sin el pecho ni utilizar una prótesis mamaria durante el tiempo que suele transcurrir entre ambas intervenciones mejora el trauma emocional que todo este proceso conlleva.

Aun así, HM Hospitales señala que la técnica también puede llevarse a cabo en pacientes que lleven más de seis meses esperando una reconstrucción mamaria.