Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Niños en un 'casal' de verano en Cataluña / EP

La Fundación Pere Tarrés prevé dar becas a 6.000 niños para actividades verano

En 2021 se ayudó a 5.249 alumnos para que disfrutaran de colonias y casales de verano, una cifra que aumenta este año

4 min

La Fundación Pere Tarrés becará a unos 6.000 niños y adolescentes para que puedan disfrutar de las actividades de verano, un 10% más que en 2021. Este jueves la entidad ha hecho un llamamiento para que administraciones y empresas colaboren con recursos económicos.

El pasado año se becó con hasta el 70% del coste total a 5.249 alumnos para que disfrutaran de colonias y casales de verano. Este, la cifra se incrementará en, al menos, un 10%, "para atender las necesidades sociales crecientes".

Actividades de verano para niños / ARCHIVO
Actividades de verano para niños / ARCHIVO

Consecuencias de la pandemia en los niños

El director adjunto de la Fundación Pere Tarrés, Rafael Ruiz de Gauna, avisa de que las consecuencias de la pandemia "han sido devastadoras” y son los niños quienes han salido “más malparados". Así, ha citado una estimación de la entidad Save the Children, que indica que en Cataluña la pobreza infantil afecta a cerca de un 33%, por la crisis generada por el Covid.

Según una encuesta elaborada por la propia fundación partir de los perfiles de las familias que recibieron una beca en 2021, más de un 70% han afirmado que sus dificultades económicas han aumentado. Tres de cada cuatro aseguran tener  dificultades para pagar las vacaciones una vez al año, casi la mitad para hacer frente a los recibos y cuatro de cada diez no pueden mantener la temperatura de sus casas de manera adecuada. 

Pobreza o riesgo de exclusión

El análisis de las condiciones económicas y de habilitabilidad de estas familias "evidencia también que un 78% de ellas se pueden considerar en riesgo de pobreza o exclusión social, ya que tres de cada cuatro tienen rentas inferiores al umbral de referencia de pobreza moderada, mientras tres de cada diez han trabajado menos del 20% del total de meses laborables en el último año". Por otro lado, el 75% de los niños que reciben beca son de nacionalidad española y viven, en el 40 % de los casos, en familias monoparentales. Cuatro de cada diez viven de alquiler y en el 23% de los casos en el hogar viven también personas que no forman parte del núcleo familiar, es decir, que son viviendas compartidas.

La renta media de estas familias se sitúa entre los 5.000 y los 15.000 euros al año, y cuatro de cada diez tienen ingresos mensuales inferiores a los 1.000 euros.

Niños en un casal de verano / @lauragmanota (TWITTER)
Niños en un casal de verano / @lauragmanota (TWITTER)

Listas de espera

En el informe se indica que en la mitad de las familias que solicitaron una beca de verano para sus hijos el pasado verano solo uno de sus miembros trabajaba, el 41% tenía a alguien de la familia en paro y el 56% de estas personas que no tenían trabajo no recibían ninguna prestación. Esta situación de crisis social se evidencia también en la lista de espera que tiene la Fundación Pere Tarrés. Más de 300 familias quiere acceder a uno de los tres centros propios con los que cuenta en la ciudad de Barcelona, en el Poblenou, el Raval y el Poble-sec.

"El caso más relevante es el del centro socioeducativo del Poble-sec, donde hay 170 niños en lista de espera" para poder participar en las actividades de ocio que se desarrollan en el mismo.