Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero llega al juicio por el referéndum para escuchar el informe definitivo del fiscal/ EUROPA PRESS

Fiscal sobre Trapero: "No había ningún deseo de impedir el referéndum"

En la exposición de su informe definitivo, Miguel Ángel Carballo señala que los Mossos actuaron con tibieza el 1-O

4 min

El teniente fiscal de la Audiencia Nacional, Miguel Ángel Carballo, ha asegurado que la actuación del mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, el 1-O, le sitúa en la "órbita directa" de la comisión del delito de sedición, que ha defendido que es el "realmente" aplicable en este caso en consonancia con la sentencia del procés.

En la exposición de su informe definitivo este lunes, tras modificar su acusación de rebelión a sedición, el fiscal ha querido dejar claro que "esto no ha sido nunca un juicio a los Mossos d'Esquadra", sino a unos mandos de ese cuerpo que se dedicaron a hacer "otras cosas diferentes a las que tenían que haber hecho".

"Dejación de orden público"

Carballo considera que la policía autonómica actuó con "tibieza" y hubo una "dejación consciente y voluntaria" de sus obligaciones para evitar tanto la votación del 1-O como la protesta masiva frente a la Consejería de Economía de la Generalitat durante un registro judicial el 20 de septiembre.

"Era evidente que no había ningún deseo real de evitar el 1-O", ha dicho, para añadir que el "mantra" que han utilizado los mandos policiales acerca de que la prioridad era actuar con "proporcionalidad" y mantener la paz social durante las concentraciones fue únicamente una "excusa".

Sedición

Así lo ha puesto de manifiesto el fiscal durante la exposición de su informe de conclusiones definitivas, en el que solicita 10 años de prisión para Trapero por sedición, aunque también propone una alternativa por delito de desobediencia, que no conlleva pena de cárcel. La misma condena solicita para los exjefes políticos de los Mossos César Puig y Pere Soler, así como 4 años de prisión para la intendente Teresa Laplana.

Carballo apenas se ha detenido en la argumentación para defender estos delitos, pero su compañero Pedro Rubira ha explicado que la razón para pedir una alternativa de desobediencia si el tribunal no ve motivos para la sedición viene motivada porque en el otoño de 2017 se incumplieron resoluciones del Tribunal Constitucional, del fiscal superior de Cataluña y del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), por lo que su intención es que éstas no queden "en papel mojado" en ningún caso.

Responsabilidad individual

No obstante, el Ministerio Público insiste en que la actuación de los jefes de los Mossos responde a la sedición. "El delito de sedición se produce por el alzamiento, pero también con conductas típicas que posibilitan el alzamiento de otros. Los acusados fueron conscientes y no sólo omitieron actuar, sino que contribuyeron de forma decisiva al plan independentista que posibilitó la celebración del referéndum del 1 de octubre y la declaración unilateral de independencia el 27 de octubre", ha subrayado Carballo.

Carballo ve así una "responsabilidad individual y personal" de cada uno de los cuatro en lo que, según ha destacado, son "los mismos hechos" que resultaron en la condena por sedición a los dirigentes políticos catalanes en el Tribunal Supremo. Y ha remarcado varias veces la palabra "individual" porque "esto no ha sido nunca un juicio a un cuerpo policial" en su conjunto, sino contra sus responsables en el otoño de 2017.

Destacadas en Vida