Menú Buscar
Jaume Roures y Sandro Rosell / FOTOMONTAJE DE CG

El FBI avisó a la UDEF en 2015 de las sospechas sobre Sandro Rosell

La policía federal norteamericana topó con el nombre del expresidente del Barça en el marco de las pesquisas por los mordidas pagadas a directivos de la FIFA

01.06.2017 13:36 h.
3 min

A principios de diciembre de 2015, un agente especial del FBI, comisionado por la fiscalía norteamericana, viajó a España. Primero a Madrid y más tarde a Barcelona. Investigaba multimillonarios pagos a directivos de la FIFA en concepto de comisiones ilegales. Estas mordidas también habrían ido a parar a destacados dirigentes de federaciones nacionales de fútbol, así como de la Uncaf, que engloba a diversas federaciones centroamericanas.

La investigación de la policía norteamericana giraba en torno a las mordidas que se pagaron y cobraron por la concesión de los derechos de explotación audiovisual de los partidos de la selección de Brasil en el Mundial del 1994.

La fiscalía estadounidense, en el marco del acuerdo de colaboración con España, se apoyó en el Juzgado de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional para proceder al registro de la empresa Imagina, perteneciente al entramado empresarial de Mediapro. Registraron las sedes de la compañía en Pozuelo de Alarcón (Madrid) y en Barcelona. El FBI sospechaba que esta empresa había pagado tres comisiones de al menos 1,5 millones de euros a directivos de la FIFA a cambio de tres contratos que suman 26,9 millones entre 2008 y 2015.

Información hacia EEUU

Poco antes del registro en España, Imagina había cesado fulminantemente a su directivos en Miami.

No hubo detenidos ni en Madrid ni en Barcelona, pero sí un gran acopio de documentación que fue trasladada inmediatamente a EEUU.

El nombre de Rosell

Todo esto ocurría el 14 de diciembre de 2015. Ese día, el FBI entregó a la UDEF de la policía española un informe en el que aparecía Sandro Rosell como partícipe en algunas extrañas operaciones de supuesto blanqueo de comisiones ilegales. Esa información hacia referencia a determinados negocios del expresidente blaugrana en Brasil. En algunas conversaciones telefónicas intervenidas por el FBI a la Confederación Brasileña de Fútbol aparecía referenciado el nombre de Rosell.

La policía española tomó buena nota de ello e inició una línea de investigación de la mano del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia nacional. Su titular, Carmen Lamela, es la que hace 10 días ordenó la detención de Rosell tras meses de intervenciones telefónicas, seguimientos e intercambios de información con el FBI.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información