Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Investigadores del International Breast Cancer Center (IBCC)  / IBBC

Un fármaco combate la metástasis cerebral en mujeres con cáncer de mama

El tratamiento actúa como "un caballo de Troya" ya que es capaz de reconocer las células malignas y "burlar" sus defensas para entrar en ellas

3 min

Investigadores del International Breast Cancer Center (IBCC) han demostrado la eficacia de un fármaco contra las metástasis cerebrales en pacientes con cáncer de mama. Aproximadamente, entre el 30% y el 50% de las mujeres que padecen este tipo de cáncer desarrollan tumores en el cerebro.

Se trata de un paso muy importante en la investigación de este fármaco, que vuelve a evidenciar su gran potencial. El tratamiento logra una mejoría intracraneal muy importante en la mitad de las pacientes con metástasis cerebrales activas. 

Eficacia contra el cáncer de mama

El fármaco --Trastuzumab deruxtecan--, ya había mostrado eficacia en pacientes con cáncer de mama avanzado anteriormente. El director del IBCC y cofundador de MEDSIR, el Dr. Javier Cortés, explica que "este fármaco dio los resultados más positivos en la historia del cáncer de mama; ahora vemos, como cabía esperar, que esta actividad es también sorprendente a nivel cerebral”.

Sin embargo, en ninguno de los estudios previos se incluyó a pacientes con metástasis cerebrales activas, que son aquellas no tratadas localmente (cirugía y/o radioterapia) o que han progresado tras dicho tratamiento local. "Estas pacientes existen en nuestra práctica clínica y tener datos de la actividad de trastuzumab deruxtecan es importantísimo”, subraya el primer autor del estudio, el Dr. José Manuel Pérez García.

Actúa como "un caballo de Troya"

De acuerdo con los investigadores, entre el 30% y el 50% de las pacientes con cáncer de mama avanzado desarrollan metástasis en el cerebro. Estas metástasis permanecen estables mientras responden a terapias locales, pero cuando dejan de funcionar, la enfermedad cerebral avanza y es crucial hallar nuevas opciones terapéuticas que permitan controlar la situación.

Así es como nace el ensayo DEBBRAH, cuyo objetivo ha sido investigar el papel del tratamiento para combatir este tipo de metástasis. El fármaco actúa como "un caballo de Troya" ya que es capaz de reconocer las células malignas y "burlar" sus defensas para entrar en ellas. Una vez dentro, libera la quimioterapia que transporta para destruirlas, dañado menos la células sanas.