Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fachada de la Casa Cádiz de Barcelona / CG

Expulsan a un activista de Casa Cádiz por supuestos abusos sexuales

Integrantes del inmueble que ocupan refugiados y personas sin hogar denuncian que una de las caras visibles del proyecto habría agredido allí a otra persona

3 min

Integrantes del proyecto Casa Cádiz, inmueble de la calle Roselló de Barcelona donde viven refugiados y personas sin hogar, han denunciado este lunes que uno de sus activistas, Lagarder D., habría "abusado sexualmente de manera continuada" de una de las personas que allí residen.

A través de un comunicado, han detallado que han echado al presunto agresor del espacio, y avanzan que se emprenderán las acciones legales que la víctima considere oportunas. "Apoyamos plenamente a la persona agredida, ya que las agresiones y los abusos no tienen espacio en el proyecto que Okupa Casa Cádiz significa", subraya el texto.

Lagarder niega los abusos

Según han confirmado fuentes de Mossos d'Esquadra a Crónica Global, los hechos se han denunciado ante la policía, y la queja se ha remitido al juzgado de guardia, que investiga lo sucedido en el espacio. Contactado por este medio, Lagarder ha manifestado que se encuentra "destrozado" y que las acusaciones contra él son "falsas". Señala que la persona que le acusa urdió un "sabotaje" junto a otros integrantes del espacio para poder expulsarse de allí.

Ante lo que tilda de "difamaciones", el activista también ha emitido un comunicado y avanza que denunciará a los responsables del bulo. Según este, la persona que lo acusa, es consumidor habitual de drogas blandas, a quien habría intentado ayudar a desengancharse. "Nuestra relación se ha ido deteriorando porque él no ponía de su parte para dejar los porros, pero no soy un violador, ni he abusado sexualmente de ninguna persona en mi vida", zanja tajante. 

Alerta para evitar nuevos abusos

Desde Casa Cádiz señalan que dan esta alerta para que "no haya más víctimas" de los supuestos abusos del activista. "Entendemos que informar ya es una medida de protección para todos y todas", han manifestado. A pesar del suceso, explican que el proyecto, que acoge a los más vulnerables en la ciudad, y les proporciona alojamiento y comida, "sigue vivo, dinámico y autogestionado". 

Destacadas en Vida