Menú Buscar
Test de coronavirus que la organización de estafa supuestamente vendía / EP

Una banda estafa 175.000 euros con la venta de mascarillas y test del Covid-19 por internet

Una operación de la Policía Nacional y la Guardia Civil ha desarticulado la organización mediante la detención de ocho de sus presuntos miembros

3 min

La Policía Nacional y la Guardia Civil acaban con una banda criminal dedicada a la estafa por internet a través de la falsa venta de material de protección y detección del Covid-19, como mascarillas y test. La investigación policial sobre los hechos ha identificado a 84 víctimas de esta organización y un total de 175.000 euros defraudados. Los agentes detuvieron a ocho personas relacionadas con la actividad criminal online. 

El entramado criminal tenía su base de operaciones en Barcelona. Se valían de sus "amplios conocimientos informáticos" para detectar y atraer a posibles compradores de productos relacionados con el coronavirus y llegaban a anunciarse a través de diferentes páginas web.

No recibían el material

El método de la estafa era básico, pero efectivo. Los cuerpos policiales han explicado, en un comunicado conjunto, que la organización criminal creó una web con una "potente infraestructura" en la que podían hacerse pedidos de estos materiales. Como en cualquier plataforma de venta online, se podía pagar por transferencia o mediante tarjeta bancaria pero, una vez realizado el ingreso, los productos no se distribuían "en un alto porcentaje de casos". 

También publicitaban la "compra con reserva", que supuestamente podía implicar un ahorro del 60% al comprar con anticipación. La excusa que daban a los usuarios estafados señalaban a los periodos de envío, problemas logísticos e incluso incidencias con los supuestos proveedores del material.

'Despistar' a la policía

Algunos de los compradores llegaban a poner estas reclamaciones en conocimiento de la policía, pero la banda criminal actuaba rápidamente para que la causa fuera sobreseída sin que llegara más allá. Cuando tenían conocimiento de que se había presentado algún tipo de denuncia contra ellos, contactaban con las víctimas para devolverles el dinero abonado.

El juez instructor ha acordado bloquear seis cuentas bancarias vinculadas al cobro de estos productos, entre ellas la del principal investigado, que contenía 50.000 euros.