Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La gratuidad de los comedores escolares reduciría las desigualdades sociales / CG

Educo exige al Govern que invierta 311 millones en asegurar la gratuidad de los comedores escolares

La ONG ha calculado por primera vez la inversión necesaria para garantizar la nutrición del alumnado catalán y reclama poner el foco en niños en situación de riesgo para reducir las desigualdades

5 min

Educo ha exigido a la Generalitat que invierta 311 millones extra para garantizar la gratuidad de los comedores escolares, una medida fundamental que contribuye a reducir las desigualdades sociales. De ahí que la ONG reclame poner el foco en los alumnos en situación de riesgo de exclusión.

La ONG ha presentado el informe Comedor escolar universal y gratuito: un objetivo alcanzable y urgente en España y en Cataluña, donde advierte del elevado número de niños y niñas que no pueden acceder al comedor de la escuela a pesar de necesitarlo. La ONG ha calculado, por primera vez, lo que costaría que todo el alumnado de primaria de las escuelas públicas catalanas accedieran al comedor escolar.

Educo es una ONG de cooperación global para el desarrollo, centrada en la educación, protección y participación de la infancia. Actúa en 14 países de todo el mundo mediante proyectos en los que participan más de 1,6 millones de niños, niñas, adolescentes y jóvenes.

Actualmente, las administraciones catalanas invierten 49,4 millones de euros en ayudas y becas por el comedor escolar. Según la estimación económica realizada por Educo, para que todo el alumnado de primaria de los centros públicos acuda al comedor escolar debería invertir 311 millones más. Esto supondría que los 318.000 niños de esta etapa educativa que va a la escuela pública iría gratuitamente al comedor.

Garantizar las mismas oportunidades

“Más allá de garantizar su alimentación, desde Educa consideramos que el acceso al comedor escolar es un paso fundamental para garantizar el derecho a la educación de niños y niñas y su bienestar. En la escuela, a la hora del almuerzo y antes de las clases de la tarde, siguen aprendiendo y relacionándose. Se forman en temas de nutrición, aprenden habilidades sociales, juegan y realizan actividades. También se fomenta la asistencia a clase por la tarde, pues ya están en la escuela, evitando problemas de salud, como la obesidad o el sobrepeso”, explica la directora general adjunta de la ONG, Guiomar Todó. "De esta forma aseguramos que todos los niños tienen las mismas oportunidades y garantizamos la equidad educativa".

En este sentido, Educo está desarrollando un programa piloto de equidad en la educación a través del comedor y el espacio del mediodía en cinco centros de la provincia de Barcelona. La ONG reclama que, mientras no sea posible que los centros públicos catalanes de primaria tengan un comedor gratuito y universal para todo el alumnado, se ponga el foco en los niños más vulnerables. Con una inversión de 142 millones de euros más, calculan, se conseguiría que 238.000 niños y niñas, incluidos aquellos en riesgo de pobreza o exclusión que ahora no acceden, fueran y tendrían una comida saludable al día.

Derecho a la educación

En Cataluña, casi todos los centros públicos de primaria tienen comedor escolar y acude un 54% del alumnado. “Teniendo en cuenta la importancia del comedor escolar en relación con el derecho a la educación, desde Educo pedimos que se priorice la asistencia de los niños más vulnerables, que se diseñe un plan específico para dar cobertura a los pocos centros que no tienen comedor escolar y que se trabaje para que la tasa de asistencia pueda llegar al menos al 80%”, afirma Todó.

Además de presentar el informe, Educo ha puesto en marcha a nivel estatal la campaña #AlimentaSuEducación, para dar a conocer a la ciudadanía la importancia del comedor escolar y del espacio del mediodía. Desde 2013, la ONG tiene en marcha el programa Becas Comedor Educo, que tiene como objetivo asegurar al menos una comida nutritiva y completa a aquellos niños y niñas que lo necesitan tanto en la escuela como en vacaciones de verano. Después de 9 años, la organización ha otorgado 8.948 becas y ha facilitado más de un millón de comidas en Cataluña.