Menú Buscar
El detenido por el crimen de Susqueda estuvo 12 años en prisión por matar a su mujer

El detenido por el crimen de Susqueda estuvo 12 años en prisión por matar a su mujer

La policía asegura que las primeras pruebas confirman la autoría del doble crimen. "No tenemos ni una sola duda", ha manifestado este jefe de la policía autonómica

6 min

Jordi Magentí Gamell, detenido este lunes como presunto autor del doble crimen de Susqueda, salió de prisión en libertad condicional en 2009, tres años antes de que finalizara su condena de 15 años que le impuso la Audiencia de Girona por el asesinato confeso de su expareja en 1997 en Anglès (Girona).

Según han informado a Efe fuentes de la investigación, Jordi Magentí, que ingresó en prisión tras entregarse a la policía el 4 de diciembre de 1997 por haber matado a su exmujer con una escopeta de caza, obtuvo la libertad condicional en julio de 2009, tres años antes de que, en noviembre de 2012, se cumplieran los quince años de cárcel que le impuso la Audiencia de Girona en febrero de 2000.

La mató en el día de su cumpleaños

El detenido ahora por el doble crimen de Susqueda se entregó el 4 de diciembre de 1997 a la Policía Local de Anglès (Girona), localidad en la que ha vivido toda su vida, tras matar a su exapareja, Josefa G.F., justo en el día que la mujer cumplía 37 años de edad, tras divorciarse de ella en abril de ese año.

Jordi Magentí ingresó inmediatamente en prisión provisional, tras confesar que ese día había matado a su expareja con una escopeta de caza semiautomática de la marca Browning, tras esperarla agazapado en un coche en la calle Ter de la localidad, que estacionó entre un tractor y una furgoneta para que ella no le viera.

Cuando el hombre vio que la mujer llegaba caminando a su altura, la llamó por su nombre y le descerrajó tres disparos con la escopeta, que impactaron en el costado izquierdo y la hicieron caer al suelo, ya que las balas, usadas para la caza del jabalí, tenían una gran capacidad destructiva.

El hombre recargó entonces la escopeta con otro cartucho de perdigones que llevaba en su bolsillo y efectuó un nuevo disparo contra el cuerpo de la mujer, que impactó sobre su espalda.

En el juicio, que se celebró con jurado popular, el autor confeso del crimen alegó que padecía un trastorno mental que disminuía su capacidad para controlar la voluntad sobre sus actos.

La pareja, que tenía dos hijos --que entonces tenían 9 y 16 años de edad-- se había separado en abril de 1997, a consecuencia de un progresivo deterioro de su relación conyugal. Uno de estos hijos ha sido también detenido por los Mossos en Salt (Girona).

Las pruebas confirman que es el asesino

Las pruebas de que dispone la Policía confirman que es el autor del doble crimen del pantano de Susqueda, ha informado el jefe de la División de Investigación Criminal de los Mossos d'Esquadra, Antonio Rodríguez.

Rodríguez ha asegurado que, después de seis meses de trabajo, se dispone de "medio probatorio", aunque ha evitado dar más detalles sobre esta detención o sobre la del hijo de esta persona, apresado poco después en la localidad gerundense de Salt también por su vinculación con el doble homicidio.

"No tenemos ni una sola duda de la autoría", ha manifestado tajantemente este jefe de los Mossos al ser cuestionado sobre Jordi Magentí Gamell, aunque ha puntualizado que el proceso queda pendiente de las diligencias judiciales y ha recordado la necesaria presunción de inocencia hasta que se produzca una sentencia.

Antonio Rodríguez ha subrayado la dificultad de la investigación, que ha calificado de "muy laboriosa y complicada" y de la que ha precisado que se inició con dos premisas como eran las de descartar relación del entorno familiar y de amistades de las víctimas o que se tratase de una desaparición voluntaria.

Planeaba fugarse a Colombia

Rodríguez ha criticado que durante estos meses hayan aparecido "opinadores que hablaban de motivos diversos del entorno de la familia que eran del todo desafortunados y que han causado más mal que bien".

"Estamos trabajando en una reconstrucción más profunda de los hechos", ha añadido este responsable policial, quien ha reiterado que, "a falta de que el procedimiento se sustancie y se pruebe judicialmente, es un presunto autor del que no hay dudas de la autoría".

Según fuentes de la investigación, Jordi Magentí Magell planeaba viajar próximamente a Colombia, donde se encuentra su actual esposa, que es de nacionalidad colombiana, desde hace meses.