Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La coacusada del crimen de la Urbana, Rosa Peral / EUROPAPRESS

Crimen de la Urbana: Peral niega la relación sentimental con López

La coacusada del asesinato de Pedro niega su idilio con Albert pese a que le mandó mensajes en los que decía lo mucho que lo quería

3 min

Rosa Peral, juzgada por el llamado crimen de la Guardia Urbana, niega haber mantenido una relación sentimental con Albert López, el otro acusado del muerte de Pedro R. No obstante, ella ha reconocido que mantuvo encuentros sexuales con su compañero de banquillo, iban a cenar, y salían, pero sin ser pareja. 

El fiscal Félix Martín ha dedicado la primera parte del interrogatorio a la acusada a indagar en la relación de Peral con el también acusado Albert López y con la víctima, Pedro R., además de con su exmarido Rubén C. con la intención de demostrar que los dos acusados cometieron el crimen porque querían mantener una relación sentimental, mientras la víctima era entonces pareja de la acusada.

Relaciones ocasionales

"Lo que he tenido con Albert no lo considero una relación, porque no ha aceptado a mis hijas en ningún momento", ha asegurado, ante lo que el fiscal ha mostrado los mensajes que intercambiaban los dos acusados para cuestionar su afirmación.

Al preguntarle si mantenían relaciones sexuales, ha dicho: "Teníamos relaciones sentimentales. Ocasionalmente podíamos cenar, podíamos salir, hacer lo que se hace... Como si fuéramos una pareja, pero sin serlo".

Testigos la desmienten

Varios testigos compañeros de trabajo de los acusados han declarado durante el juicio que Peral y López eran pareja a pesar de que sabían que ella convivía con la víctima, y ella lo ha continuado negando a pesar de que se han exhibido fotografías de ambos en restaurantes y en la playa, y también de López con las hijas de Peral.

El fiscal también ha pedido mostrar los mensajes en los que Peral dijo a Albert "Te he querido muchísimo" y "Por favor, por los cinco años que hemos estado" cuando ella afirma que ya no mantenían ninguna relación, lo que la acusada ha justificado diciendo que "tenía miedo de decirle que había empezado con Pedro, no le tenía ningún aprecio, le tenía más bien odio".

"Problema mental"

López le envió un e-mail amenazando de muerte a Pedro R. el 29 de enero de 2017, y el siguiente mensaje que ella escribió decía "Solo tú me has tenido y quiero que me sigas teniendo", y ha relatado: "Pensé que tenía un problema mental. Si piensa que no estoy con él, se le quitará este odio. Quedó clarísimo en el mail que le tenía un odio impresionante".