Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Árbol de Navidad

Crecen las cestas de navidad en este singular 2020

Las empresas hacen previsiones para anticiparse a los problemas logísticos de unas navidades diferentes

7 min

Son tiempos extraños. El 2020 ha supuesto un golpe de timón enorme para nuestro día a día, cambiando nuestra forma de ver el mundo, nuestra forma de vivir, nuestra forma de relacionarnos con todos los demás. Algo que ha afectado tanto a personas como a empresas, que ha instaurado propuestas como el teletrabajo, que ha obligado a llevar mascarillas, que ha llevado a guardar las distancias más que nunca.

Se acercan las navidades y, dadas las circunstancias, resulta obvio que van a ser distintas a como han sido otros años. Es muy difícil saber qué va a pasar de aquí a un mes, ya que el seguimiento de los contagios y la evolución del COVID prácticamente nos obliga a vivir al día, pero sí hay algo que está quedando muy claro, sobre todo de cara a las empresas que quieren ofrecer un detalle a sus trabajadores.

Las cenas de empresa peligran

Un cambio de lo más lógico. Las tradicionales cenas navideñas de los negocios no van a celebrarse por cuestiones obvias. El aforo se ha limitado en bares y restaurantes, los horarios se han restringido, se prohíbe realizar reuniones de mas de un número determinado de personas y, por encima de todo, hay miedo al contagio por proximidad. Se guardan las distancias al máximo.

¿Qué están haciendo los negocios en este contexto? El espíritu navideño siempre ha ido acompañado del obsequio, para buscar la felicidad ajena por encima de todo. Es frecuente ver que las cestas de navidad para empresas se vuelven algo muy visible en estas fechas de fiestas y celebraciones. Sin embargo, este año van a ser todavía más visibles, más grandes y mejores. Ese dinero invertido en las cenas de trabajo se va a destinar a este otro ámbito, algo que es hasta necesario para elevar el ánimo de unos trabajadores que pasan por tiempos de incertidumbre y preocupación.

Las cestas de navidad en un 2020 diferente

Se mueve un presupuesto de un ámbito a otro para gozo y disfrute de quienes lo merecen más que nunca. Lo cierto es que este aumento de inversión en las cestas navideñas no es lo único que está cambiando dentro del sector con respecto a otros años. Equipos especializados en este terreno, como es el caso de MiCesta.com, han registrado también un cambio en el tipo de producto.

Ahora, se invierte más en las cestas con lotes gourmet. Menor cantidad y menor variedad, por razones obvias, pero también una calidad mucho mayor en el producto introducido. Es una tendencia que se ha terminado de afianzar en este 2020 tan extraño. Es más, los cálculos realizados hasta el momento cifran en torno a los 90 y los 120 euros de inversión por cada cesta en las medianas empresas. Un incremento notable respecto a otros años.

Posible saturación de la paquetería

También están cambiando los tiempos y los plazos. El auge del e-commerce ha dejado una enorme mella en todos los sectores, incluido este, y se prevé que el transporte de mercancías se vea seriamente afectado en la temporada navideña. Los pedidos de todos los ámbitos se dispararan, y es más que probable que algunos repartos no sean capaces de llegar en las fechas acordadas. Para evitar estos problemas, las empresas están pidiendo el envío de las cestas de Navidad con mucha más antelación. Actualmente, los datos hablan de una fecha de entrega estimada para finales de noviembre y comienzos de diciembre. Todo para evitar el corte de la segunda mitad de diciembre, cuando se prevé un enorme impulso en las ventas digitales y en los envíos de mercancías en prácticamente todas las partes del globo.

Probablemente, las agencias de transporte estarán sobresaturadas de cara a finales de año. Si ya han encarado un 2020 con un aumento de actividad considerable, de la mano del aumento de las ventas en tiendas online, ahora se preparan para un diciembre que va a ser demoledor en todos los sentidos. Es la época del consumo y la compra por excelencia, en la que ya tenían trabajo más que de sobra. Ahora, van a toparse con una demanda tan alta que está llevando precisamente a este tipo de situaciones.

Cambios en marcha

Muchísimos cambios, unos para mal, otros para bien. Los trabajadores, en un 2020 que no les ha dado tregua alguna, al menos van a tener esa pequeña satisfacción de celebrar las fiestas en la medida de lo posible, pero con material gourmet y de calidad gracias a las nuevas cestas navideñas. Cestas que, además, van a llegar más pronto que nunca dadas las circunstancias.
Por su parte, las empresas han movido ficha más temprano para conseguir que los obsequios lleguen a tiempo. Ya hay demasiada incertidumbre en el entorno como para que un acto de buena fe como este se vea empañado. Afortunadamente, estos gestos siguen dando alegría en un año que está siendo especialmente difícil.

--

Contenido patrocinado

Destacadas en Crónica Vida