Menú Buscar
Las colas a las puertas de las comisarías para renovar el DNI son frecuentes desde hace meses / CG

Renovar el DNI en Barcelona trae cola

Las delegaciones de la Policía Nacional se ven desbordadas ante la extensa demanda que se agravará con las vacaciones estivales

4 min

Conseguir cita para renovar el DNI en Barcelona es, hoy, una quimera. Las oficinas de la Policía Nacional se ven desbordadas ante las extensas colas que se producen a sus puertas. Para las citas previas, el Ministerio del Interior da turno a partir del 20 de julio.

El período vacacional está a la vuelta de la esquina. Se agravará la situación. Los ciudadanos guardan sitio desde las primeras horas de la mañana en las dependencias de las calles de Trafalgar, Balmes y Muntaner. Las festividades locales en municipios cercanos a la capital propician también que muchos vecinos se acerquen a las delegaciones de Barcelona. La problemática se intensificará en las próximas semanas.

Un viejo problema

La oficina de Trafalgar, en concreto, abre sus puertas a las nueve de la mañana. Cada día más de 100 personas reciben número para realizar sus trámites. Los que alegan “urgencia” parten con ventaja para renovar su documentación. Son ciudadanos que tienen que cerrar matrículas escolares o un viaje cercano.

Este problema no es de nuevo cuño. “Viene de años atrás”. Así lo indica Antonio Granados, portavoz del Sindicato Unificado de Policía (SUP) en Cataluña. El representante sindical explica a Crónica Global que la Administración “tiene una forma ilógica de actuar en estos casos”.

Graves problemas

El principal problema que se detecta es la escasez de efectivos. Como ya adelantó este medio, el Cuerpo Nacional de Policía (CNP) tiene un déficit de 1.000 agentes en Cataluña. “No se han generado plazas desde hace cinco años, y así es imposible avanzar”, lamenta Granados. Las mismas impresiones comparte el responsable de la Administración General del Estado del CSI-F, Federico Sánchez: “La situación es insostenible”. Ambos sindicatos concuerdan que “no hay suficiente personal para cubrir las jubilaciones y las bajas que se producen”.

El otro inconveniente es la vía telemática. Granados y Sánchez coinciden en que el sistema para pedir cita por internet “no funciona bien”. La fórmula digital podría ser una solución para estos colapsos: “Hace falta una inversión. Con unas máquinas que detectaran las huellas dactilares y un funcionario que lo controlara se ahorraría tiempo y trabajo”, asegura el portavoz del SUP.

“No es nuestra culpa”

Los funcionarios y agentes de la Policía Nacional están “hartos” de las críticas de las últimas semanas. El caos del control de pasaportes en el aeropuerto de El Prat y las largas colas en las oficinas de documentación han caldeado los ánimos. “No es nuestra culpa”, asegura Granados. Desde el SUP afirman que ellos solo son “trabajadores”. Las soluciones dependen del Gobierno y de su representante en Cataluña, Enric Millo: “Habla de promesas que luego no se cumplen”, certifica el sindicato.