Menú Buscar
Un consumidor de cigarrillos electrónicos / EP

Hallan una sustancia perjudicial consumida por algunos usuarios de cigarrillos electrónicos

Un estudio determina que un aditivo concreto provoca lesiones pulmonares, pero niega que los cigarrillos electrónicos estén detrás de los fallecimientos

12.11.2019 16:43 h.
3 min

Un derivado de la marihuana podría estar detrás de diversas muertes registradas en los últimos meses entre consumidores de cigarrillos electrónicos. Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de EEUU descartan así que el vapeo en general cause dolencias pulmonares, sino que ello se restringe a algunos productos utilizados en estos artículos. En concreto, al acetato de vitamina E, sustancia química empleada como aditivo.

El análisis de líquido de los pulmones de 29 pacientes detectó acetato de vitamina E en todas las muestras de fluidos. El THC (principal constituyente psicoactivo del cannabis) apareció en el 82% de los casos y la nicotina, en el 62%. Además, los CDC buscaron también otros químicos que se puedan encontrar en productos de cigarrillos electrónicos, incluidos aceites vegetales, destilados de petróleo como aceite mineral, aceite MCT y terpenos (que son compuestos que se encuentran o se agregan a los productos de THC) y ninguno de ellos apareció en las muestras.

Recomendaciones

Es la primera vez que estos centros detectan una sustancia química potencial de preocupación en muestras biológicas de pacientes con estas lesiones pulmonares y consideran que ello produce una evidencia directa de que el acetato de vitamina E causa lesiones en los pulmones e incluso la muerte. Con todo, esta evidencia no es suficiente para descartar la contribución de otros productos químicos.

Por ello, los CDC recomiendan que nadie adquiera productos de vapeo que contengan THC, sobre todo si se hace fuera de los cauces legales, ya sea a través de conocidos o por internet. Además, sugieren que en ningún caso modifiquen ni agreguen ninguna sustancia a los productos que no haya sido aprobada por el fabricante, incluidos los productos comprados a través de los establecimientos minoristas. Señalan que el uso de THC se ha asociado a un amplio rango de efectos en la salud, en particular con el uso excesivo y prolongado, y añaden que, por ello, la mejor manera de evitar efectos potencialmente dañinos es no usar THC.