Menú Buscar
Temporeros duermen en las calles de Lleida / @educat_

Cien temporeros aún duermen en las calles de Lleida

El ayuntamiento habilitará un alojamiento municipal durante los meses de verano aunque los que quieran pernoctar en él tendrán que cumplir varios requisitos

12.07.2019 00:00 h.
8 min

Fruits de Ponent, empresa con sede en Alcarràs, ha planteado este jueves que Lleida capitanee implantar la Agenda 2030 en agroalimentación. Mientras tanto, cerca de 100 temporeros duermen en la calles de la ciudad más antigua de Cataluña durante la época de recogida de fruta

Entidades, sindicatos y gobierno municipal explican a Crónica Global la situación de algunas de estas personas inmigrantes que, a pesar de tener un contrato de trabajo, en muchas ocasiones no cuentan con un techo bajo el que resguardarse. Esta situación fue especialmente dura el pasado lunes, cuando un temporal azotó la capital del Segrià. Ante esta situación, el consistorio habilitó un albergue en el pabellón de la Antorxa, solo con duchas y cocina. Aunque, finalmente, y tras las insistencia de las asociaciones, acabó ofreciendo alojamiento a los trabajadores del campo. Esa noche, según cuenta Regina Cairol, regidora de Derechos Sociales, 17 personas se resguardaron en el equipamiento municipal. Mientras que el martes y el miércoles fueron más de 50. Pero, ¿qué sucede con el centenar que continúa sin tener un lugar dónde dormir?

Con contrato y en la calle

"No había ninguna infraestructura montada para dormir, sólo duchas y cocina. Al final abrieron de madrugada porque llovió mucho, y al día siguiente habilitaron 50 camas. Pero no sabemos cuántos días tendrán acceso a ellas, si podrán permanecer allí durante toda la temporada, ni qué pasará con las otras 100 personas que aún duermen en la calle", señala Gemma Casal, de la plataforma Fruita amb Justicia Social.

Temporeros duermen en las calles de Lleida / @educat_
Temporeros duermen en las calles de Lleida / @educat_

Desde UGT, Ramón Moreno valora positivamente la iniciativa del nuevo ayuntamiento, que pilota ERC, al ofrecer el pabellón a los temporeros para pernoctar. "Es verdad que continúa habiendo gente en la calle, pero el consistorio intenta hacer todo lo posible", indica. Eso sí, desde el sindicato han detectado irregularidades en los contratos de trabajo por parte de algunos agricultores. "Personas a las que por convenio se les debe facilitar un alojamiento, y no es así, e incluso, un caso en vías de denuncia, por cobrarles la gasolina de los traslados. Eso es un abuso de los empresarios, y es lo que hace que colapse la ciudad", critica. 

¿Se cumple el convenio? 

Desde Unió de Pagesos, Esther Cobella, responsable de contratación de temporeros, defiende que todos los clientes que acuden a la bolsa de trabajo del sindicato agrario cumplen el convenio. "Si no, no podrían trabajar con nosotros, ya que nos desvinculamos de todo aquel que lo incumpla", y subraya que solo trabajan "con personas y empresas que asumen su responsabilidad".

La organización cuenta con una fundación --Pagesos Solidaris-- que atiende a personas que llegan a la ciudad durante la campaña de recogida de fruta. "Se les ofrecen cursos de formación, y diferentes ayudas durante todo el año", relata Cobella, quien sostiene no tener idea de si algunos payeses incumplen las normas de contratación agraria. Para verificarlo, desde la plataforma Fruita amb Justicia Social exigen que se refuerce la actividad de la Inspección de Trabajo

Alojamiento municipal 

Por su parte, la concejal de Derechos Sociales asegura que el equipamiento municipal para evitar que los temporeros duerman en la calle se mantendrá operativo durante toda la campaña de recogida de fruta, al menos hasta el 30 de agosto. “Incluso, si vemos que no es suficiente, habilitaremos otros espacios, pero hoy por hoy, este edificio que se abrió este lunes, se mantendrá abierto”, subraya, y avanza que el consistorio elaborará un análisis del coste de los servicios y la contratación de personal de seguridad en función del número de personas que allí se alojen. 

Para poder acceder al albergue será necesario pasar por la oficina de atención única, que lleva abierta una semana, "e identificarse", apunta. "Cumplir una serie de recomendaciones. Si la persona está en Lleida de manera irregular, solo podrá tener acceso a los servicios públicos durante tres días. Nuestros técnicos les informarán de que en su situación no tendrán ninguna posibilidad de acceder al mundo laboral porque, en principio, no los contratará ningún empresario", cuenta Cairol. 

Personas duermen en las calles de la ciudad de Lleida / @maocaracol
Personas duermen en las calles de la ciudad de Lleida / @maocaracol

Denuncias ante Inspección de Trabajo

Sobre las denuncias que presentarán los sindicatos ante la Inspección de Trabajo por incumplimiento del convenio de estos trabajadores, la regidora dice estar al corriente y avanza que mantendrá una reunión en los próximos días con representantes de UGT y CCOO. "Contamos con su colaboración en el mismo pabellón. De manera alternativa los martes y los miércoles, harán asesoramiento laboral a estas personas para que los empresarios no se puedan aprovechar de su desconocimiento", cuenta.

A partir de ahí, el ayuntamiento estudiará cada caso antes de tomar una decisión. "Se debe comprobar su situación de manera rigurosa", enfatiza. Y es que, a pesar de que el equipamiento municipal permanecerá abierto al menos hasta finales de agosto, la regidora sostiene que para poder acceder se establecerán ciertos requisitos para evitar "que sea un hotel de vacaciones y que una persona venga y se pueda quedar. Se pedirá que cada semana pase por la oficina para verificar si trabajan o no, y si han buscado empleo", sostiene, para "garantizar que, como administración, hacemos un buen uso de los recursos públicos”, justifica la regidora. 

Documentación en regla

¿Cuáles serán esos requisitos? "La documentación. Ver si están de manera regular o no y si están buscando empleo. Comprobar si han sido contratados, hacer un análisis de cada caso y, a priori, todos podrán acceder una semana si están aquí de manera regular. Después de ese tiempo se les exigirá demostrar que han buscado empleo. No podemos hacer un gasto público sin establecer controles porque lo estamos pagando entre todos”, defiende Cairol. 

¿Si no encuentran trabajo en una semana tendrán que abandonar el albergue municipal? “Entonces habrá que comprobar si han hecho búsqueda activa y se prorrogará. Se hará seguimiento y acompañamiento. Se irá viendo", avanza. "Si son personas en situación irregular, no se les podrá contratar, y entonces no podrán estar en nuestros equipamientos durante dos meses porque ese no es su objetivo”, advierte.