Menú Buscar
Imagen de una concentración en contra a la sentencia a La Manada en Barcelona / CG

La víctima de 'La Manada' alza la voz: “Nadie tiene que pasar por esto”

La mujer ha enviado una carta a un programa de televisión en la que agradece el apoyo recibido y anima a todas a denunciar

27.06.2018 13:45 h.
3 min

La víctima de La Manada ha enviado una misiva de agradecimiento a un programa de televisión en la que, además, ha animado a todas las personas que se encuentren en una situación similar a denunciar. Porque “nadie tiene que pasar por esto”.

La gran parte de la carta se centra en dar las gracias a “todas las personas” que le han ayudado, en especial a su familia y amistades, y también a las que han participado en actos de rechazo contra la violencia machista de forma masiva y pública. “Gracias a toda la gente que, sin conocerme, tomó España y me dio voz cuando muchos me la intentaron quitar”.

“Sentirse parte de la sociedad”

La joven ha admitido que las muestras de apoyo recibidas tanto de personas cercanas como anónimas le han hecho volverse a sentir “parte de la sociedad” aunque ha criticado duramente la “mentalidad” que aún existe en ella. “Parece que si te violan tienes que llevar el cartel de violada pegado en la frente”, ha escrito, haciendo referencia a algunas de las calificaciones que recibió durante el juicio.

Admite que “nos tenemos que lamentar todos de la mentalidad que tiene esta sociedad” pero, sin embargo, hay cierto optimismo en sus palabras cuando anima a la denuncia de hechos como los que ella ha sufrido ya que “está en nuestras manos” cambiar las cosas. “Por favor, solo pido que, por mucho que penséis que no os van a creer, denunciéis”.

Un paso difícil pero necesario

Ahora que el proceso judicial a La Manada está cerca del final, la víctima admite que “todo el camino que hay que recorrer no es plato de buen gusto” pero sin embargo, está “satisfecha” de haber impuesto la denuncia y seguir hacia delante durante todo el proceso. “Con que mi caso haya removido la conciencia de una persona o haya dado fuerzas a otras personas para luchar, me doy por satisfecha”.

Por eso se dirige a “todas las mujeres, hombres, niñas, niños, que están pasando por algo parecido” para decirles que, sin duda, “se puede salir”.