Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fachada de la cárcel de mujeres de Wad-Ras / CG

La cárcel de mujeres de Wad-Ras registra 12 contagios de coronavirus

En este centro penitenciario es donde cumple condena la expresidenta Forcadell tras su reingreso el pasado 4 de diciembre

2 min

El coronavirus ha conseguido penetrar entre los muros de la cárcel femenina de Wad-Ras, en Barcelona, donde se han registrado ocho contagios entre presas y cuatro entre los funcionarios del centro penitenciario. El brote ha obligado a aislar a 23 internas, según las cifras que maneja el Departamento de Justicia.

En esta prisión es donde permanece reclusa la expresidenta Carme Forcadell, que reingresó en el centro el pasado 4 de diciembre después de que el Tribunal Supremo suspendiera su tercer grado.

Contacto con el exterior

El sindicato Csif ha informado de que estos casos de coronavirus se producen debido a que las internas conservan sus comunicaciones especiales con gente del exterior. Es por esta razón que llevan tres meses pidiendo que se supriman estas dinámicas.

Entre los funcionarios se han cribado cuatro contagios, un hecho que ha obligado a que todos aquellos que han mantenido contacto con los infectados se confinen durante una decena de días.

Aislamiento preventivo

Tras conocerse los casos, el Departamento de Salud ha hecho PCR a las 81 reclusas que actualmente cumplen condena en esta cárcel, y ya no queda ningún caso por diagnosticar. La Generalitat ha precisado que las presas que han dado positivo han sido trasladadas a otros establecimientos más preparados. En este sentido, cinco de ellas se han desplazado a la enfermería del centro penitenciario de Brians 1, y tres a la unidad de coronavirus existente en la cárcel de Puig de les Basses.

El brote ha supuesto el aislamiento durante 14 días de 23 reclusas de un mismo módulo. Mientras dure el encierro, las afectadas no pueden salir de sus celdas ni tampoco usar los espacios comunes de ningún punto del recinto.