Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los Mossos d'Esquadra detuvieron a la mujer tras la muerte de la bebé en una área de servicio / MOSSOS

Una bebé muere de desnutrición severa en una área de servicio de la AP-7

El juez decreta la entrada a prisión provisional para la madre y deja la tutela de su hermana, de 4 años, en manos de la DGAIA

3 min

El Juzgado de Instrucción 3 de Granollers (Barcelona) ha decretado la entrada en prisión provisional comunicada y sin fianza de una joven de 27 años acusada de matar a su bebé de desnutrición severa. La pequeña, de 12 meses de edad, falleció el jueves pasado en una área de servicio de la autopista AP-7 situada en el término municipal de Llinars del Vallès (Barcelona).

La madre accedió con su furgoneta a la zona de descanso para buscar ayuda, ya que la pequeña tenía problemas para respirar, tal y como ha avanzado el programa Planta baixa. Hasta allí se desplazaron varias unidades de los servicios de emergencias e incluso un helicóptero medicalizado, que aterrizó para poder atender a la bebé. No pudieron hacer nada por su vida, ya que su estado de salud era extremadamente delicado.

Padre ausente

Mossos d’Esquadra procedieron a la detención de la joven, que estaba acompañada por su otra hija, de 4 años de edad, y entró en shock tras conocer la muerte de la bebé. La segunda niña está ahora bajo la tutela de la Dirección General de Atención a la Infancia y a la Adolescencia (DGAIA) de la Generalitat.

El juez que lleva el caso ha imputado un delito de homicidio por imprudencia grave tanto a la madre como al padre. Aun así, el hombre no ha entrado en la cárcel de forma provisional porque no convivía ni con la mujer ni con las pequeñas y no se involucró en su crianza. Se le ha dado la libertad con medidas cautelares: retirada de pasaporte, prohibición de salir del territorio y personación periódica al juzgado.

Un bebé que no había pasado por el médico

Las pesquisas iniciales de la policía catalana apuntan a que tanto la madre como las pequeñas vivían entre el vehículo y algunas casas de la zona de Cunit (Taragona). Señalan que vivían de forma alternativa. La bebé nació en una masía del Montseny y nunca recibió asistencia médica. No consta ninguna visita pediátrica en los centros sanitarios de la zona.

Se conjetura con que la madre intentaba llegar a la casa donde había dado a luz para ver si la pequeña recuperaba algo de salud al regresar a ese inmueble. Nunca llegó allí.