Menú Buscar
El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, durante la rueda de prensa que ha ofrecido esta tarde en el Camp Nou, tras la reunión ordinaria de la Junta Directiva del club / EFE

Bartomeu dice que actuará contra Rosell si se demuestra que se benefició del Barça

El máximo mandatario se sentiría "decepcionado", pero está "seguro" de que "no fue así"

5 min

El Barça se defenderá si se demuestra que el expresidente Sandro Rosell, investigado y en prisión por blanqueo de capitales en sus negocios, "se benefició económicamente" del club. Lo ha asegurado el hoy presidente, Josep Maria Bartomeu, quien ha añadido que está "seguro" de que "no fue así".

En esta línea, Bartomeu reconoció que quedaría decepcionado con su amigo: "Si se confirmara alguno de los hechos, estaríamos decepcionados porque el Barça se benefició de los contactos de Rosell para fichar a Ronaldinho, Deco o Edmilson... Y para el acuerdo de la camiseta con Nike".

Bartomeu, en cualquier caso, quiso separar el Barça de la investigación sobre las empresas personales de Rosell: "Repito, no tiene nada que ver con el club. Afecta al club pero es un tema personal. No se habla del Barça ni tiene nada que ver con el club".

No recurre la acción de responsabilidad

Por otra parte, el presidente azulgrana aseguró que el club no recurrirá ante el Tribunal Supremo la sentencia sobre la acción social de responsabilidad emitida por la sección decimonovena de la Audiencia de Barcelona, en la que se denegaron los recursos presentados tanto por el club como por los exdirectivos de Joan Laporta demandados, expresidente incluido.

"A propuesta mía hemos decidido no recurrir al Tribunal Supremo​ y poner fin a la acción social de responsabilidad. Quiero cerrar esta carpeta y dar por acabado el tema", aseguró Bartomeu en rueda de prensa.

No obstante, el presidente se mostró disconforme con la sentencia de la Audiencia de Barcelona. "Quiero clarificar y cerrar el tema. No comparto muchos de los análisis simplistas emitidas las últimas horas que ha calificado de buenos y malos a las personas implicados según el interés de cada uno. La sentencia desestima el recurso del club y de los exdirectivos. La sentencia confirma que el mandato acabó con pérdidas, identificadas", argumentó.

"Pérdidas reales"

"El cierre de 2009-10 tuvo unas cuentas no auditadas con beneficios de 11 millones. La reformulación dio más de 79 millones de euros de pérdidas. Juez y auditor han confirmado estas cuentas, y son hechos incuestionables. Decir lo contrario sería faltar a la verdad", señaló.

También aseguró que las pérdidas son reales. "Hay muchos puntos en que se da la razón al club y en otros no. Pero en el de las pérdidas, se indica claramente que en el último ejercicio hubo pérdidas, y en el cómputo global del mandato de Laporta. La verdad es esta y está auditada y certificada", reiteró.

De todos modos, lo que realmente lamenta es que el juez no haya dictado una sentencia que ejerza de precedente en cuanto a cómo actuar frente a posibles pérdidas de un mandato. "Esta sentencia no resuelve la legislación y me sabe muy mal, el objetivo era conseguir un precedente. Queríamos una resolución para fijar criterios para evaluar beneficios y pérdidas de un mandato", apuntó.

La responsabilidad de todos

"Lecturas positivas hay muchas pero lamento que la sentencia mantenga una incertidumbre legal para el futuro. Espero que el proceso haya concienciado a todos de la responsabilidad que tenemos los directivos. El Barça no puede perder dinero y si se pierde se debe asumir", resumió.

Cabe recordar que la sección decimonovena de la Audiencia de Barcelona dio la razón al expresidente del FC Barcelona Joan Laporta y a su junta directiva ante la reclamación del club azulgrana por unas supuestas pérdidas de su gestión, entre 2003 y 2010, que cifraban en 47.637.000 euros.

En una sentencia recogida por Europa Press, la Audiencia desestimó el recurso de apelación que el FC Barcelona presentó contra una sentencia de octubre de 2014, en la que un juzgado ya sostenía que "no existían acreditados resultados económicos negativos que justificaran la responsabilidad que se reclamaba a los miembros de la junta directiva".