Menú Buscar
Aglomeración de tráfico en Gran Via de les Corts Catalanes, uno de los accesos a Barcelona / EFE

Barcelona cambiará vehículos contaminantes por abonos para transporte público

El consistorio presenta 58 medidas para combatir la contaminación atmosférica en la ciudad

3 min

Los últimos datos presentados por el consistorio barcelonés sobre el estado de la contaminación atmosférica en la ciudad desvelaban la necesidad de mejorar la calidad del aire como uno de los retos en materia de salud. Por ese motivo, el Ayuntamiento de Barcelona acaba de presentar 58 medidas para combatir la contaminación.

Una de ellas se refiere al plan de renovación de los vehículos más contaminantes a cambio de abonos para el transporte público, una opción que estará vigente a partir del 2017 y que forma parte de unas medidas estructurales que “han de venir para quedarse”, según el propio consistorio, y que se irán implementando hasta el año 2020.

Nueva zonificación

Se contempla la creación de zonas de intervención ambiental especial donde se podrá restringir el paso a los vehículos más contaminantes. Así, la zona de la ciudad comprendida dentro del perímetro de las rondas pasará a ser considerado Zona de Bajas Emisiones (ZBE) y se contemplará la creación de zonas de protección adicional en los distritos con más niveles altos de contaminación y colectivos más vulnerables.

De acuerdo con esta nueva zonificación, el gobierno municipal prevé restringir el paso en esta ZBE a los vehículos más contaminantes a partir del 2020. Para determinar a qué vehículos afectará esta medida, durante el 2017 se realizará un análisis en profundidad del parque móvil para determinar las tipologías que tendrán restringido el paso.

La "estrategia de la bicicleta"

Paralelamente, el ayuntamiento pretende trabajar con más intensidad para impulsar el transporte público, desarrollar el plan de las Súperislas e implantar lo que llaman “la estrategia de la bicicleta” para triplicar el actual número de kilómetros de carriles bici. En el mismo marco, incide en la movilidad a través de la regulación del aparcamiento --Ordenanzas Fiscales-- y extender las zonas reguladas --Área Verde-- de la ciudad.

El ayuntamiento ha acordado que quien activa y desactiva el protocolo de altos niveles de contaminación es la Generalitat de Cataluña y se activaría en tres escenarios: seguimiento atento, aviso preventivo y episodio.