Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jugador lanzando dos Reyes

El auge del póquer en línea

Este juego de mesa cuyo origen se pierde en la antigüedad y que cada vez tiene más seguidores en su versión online

6 min

El origen del póquer no está claro, pero de lo que sí se tiene constancia es de la primera vez que se puso por escrito la descripción o reglas que lo definen. Esto ocurrió en 1829 en Nueva Orleans de la mano del actor inglés Joseph Crowell, pero no fue hasta 1970 que se realizaron los primeros torneos y aparecieron los primeros libros sobre diferentes estrategias de juego.

A partir de ahí el juego se popularizó y extendió por todo el mundo, hasta que despegó como versión online en el año 2003. Durante el verano de dicho año, Chris Moneymaker, un contable de Tennessee consiguió ganar una importante suma de dinero partiendo de un torneo de póquer online.

Ese fue el inicio del éxito de este juego de mesa en su versión en línea, tanto es así que actualmente hay infinidad de portales web donde jugar, competir y participar en torneos de todo tipo. Para no perderse en la maraña de sitios y jugar de forma segura, páginas como Pokerlistings ofrecen una selección de las mejores webs para disfrutar de este apasionante entretenimiento.

Jugar de manera segura

El póquer atrae a millones de personas en todo el mundo, de ellas, los jóvenes son cada vez más seguidores incondicionales. No solo la tensión que produce, y el reto que supone este juego de mesa son los motivos por los que tiene tanto éxito, los premios millonarios son también un reclamo muy potente para este tipo de público.

Precisamente la posibilidad de ganar mucho dinero en un torneo es lo que produce la descarga de adrenalina que muchos jugadores buscan. Pero para que jugar al póquer sea seguro hay que escoger una web fiable y jugar de manera responsable. Lo primero es verificar que el sitio donde se juega esté regulado y certificado por organismos oficiales. El segundo punto imprescindible es que tenga métodos de pago seguros y una atención al cliente clara y efectiva.

Diferentes modalidades

A partir de ahí, se puede acceder a una de las tantas variantes como Omaha, 7 Card Stud, 5 Card Draw o la famosa Texas Holdem, para probar suerte y habilidades. Claro que, si se está empezando con este entretenimiento, lo mejor es participar en torneos con dinero ficticio para ir aprendiendo las reglas del juego y adquirir experiencia. Este juego implica no solo conocer las diferentes manos, sino también la terminología asociada a las diferentes jugadas como flop, turn o river.

Los que crean que el póquer es un juego de cartas con unas reglas concretas y una forma de jugar determinada se equivocan, puesto que existen diferentes variantes con sus particularidades propias.

Texas Holdem

Con este nombre se conoce a la variante más conocida del juego, tanto online como en vivo. En esta modalidad se entregan dos cartas ocultas a cada jugador, mientras que en la mesa hay cinco cartas comunes a todos.

Los jugadores tienen que combinar sus dos cartas ocultas con las cinco cartas comunes para conseguir la mejor combinación. Gana quien consiga la mejor jugada de cinco cartas.

Omaha High y High/Low

Esta otra versión, parte de la base de la anterior variante, pero en lugar de cinco, la jugada final ha de constar de nueve cartas. Para ello, se reparten cuatro cartas en lugar de dos a cada jugador.

Eso en la modalidad High, en la forma high/low, ganan dos jugadores, el que tiene la mano más alta y el que tiene la más baja, de forma que el premio se reparte entre los dos.

7 Card Stud

En esta variante se juega sin que haya cartas comunes.

Los jugadores tienen tres cartas ocultas y cuatro a la vista del resto, y gana la mejor combinación entre ellas.

5 Card Draw

Esta modalidad es la más famosa y la más jugada en nuestro país. Para jugar, se reparten cinco cartas ocultas a cada jugador y se realizan cinco posibles descartes para formar la mejor combinación posible.

En todas ellas hay que tratar de formar escalera, escalera real o de color, Poker, full, color, trío, doble pareja, pareja o tener la carta más alta según la suerte y la pericia del jugador. La experiencia en el juego hace mucho, pero la agilidad mental y de cálculo son elementos importantes para anticiparse a las jugadas de los contrincantes y hacerse con la ansiada victoria.

De ahí que solo cuando se tengan los conocimientos necesarios es factible participar en torneos con dinero real y aun así hay que hacerlo con cabeza. Hay que recordar siempre que se trata de un juego y que a la menor señal de comportamiento adictivo es mejor retirarse que caer en una dependencia incontrolable.

--

Contenido patrocinado