Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Retenciones por un accidente en el AP-7 / TRÀNSIT

La AP-7 vuelve a colapsarse: 25 kilómetros de colas por un accidente de tráfico

Las medidas de Trànsit para mejorar la circulación fracasan el segundo fin de semana sin peajes en la comunidad

3 min

La AP-7 ha vuelto a colapsarse este domingo por un accidente de tráfico que ha provocado retenciones quilométricas a pesar de las medidas adicionales implementadas por Trànsit. Además, las lluvias han ralentizado la apertura de carriles adicionales para descongestionar la autopista. La circulación no ha podido efectuarse con normalidad hasta pasadas las nueve de la noche.

Hacia las cuatro de la tarde, un choque entre dos coches ha obligado a cortar dos carriles a la altura de La Roca del Vallès (Barcelona). Como consecuencia del siniestro, las colas desde Llinars del Vallès han ascendido a 13,5 kilómetros. Asimismo, en el tramo de la AP-7 entre Vilafranca del Penedès y la capital catalana los atascos han paralizado los vehículos a lo largo de 11 kilómetros. Es decir, un total de 25 kilómetros en toda la autopista. También se han producido caravanas en la C-16 entre Berga y Barcelona, y en la C-32 entre Cabrera de Mar y Barcelona.

Dos heridos

El accidente de la AP-7 ha causado dos heridos de carácter menos grave, que han sido trasladadas al hospital de Granollers (Barcelona). Otras dos personas implicadas han quedado ilesas.

Desde que se levantaron los peajes en la comunidad, las vías de alta capacidad que cruzan la región han experimentado un importante repunte del tráfico. El pasado fin de semana, el tramo norte y sur de la infraestructura también registraron retenciones, con colas que llegaron hasta los 31 kilómetros.

Medidas adicionales

Sin embargo, las autoridades autonómicas han descartado que pueda producirse un "efecto llamada" por el fin de las barreras, como ha alertado el empresariado.

Este septiembre, Trànsit ha habilitado carriles adicionales en la autopista y ha prohibido el paso de camiones de más de 7,5 toneladas para mejorar la circulación. El pasado 1 de septiembre, Cataluña se liberó de 556 kilómetros de pago en la AP-7, la AP-7, la C-32 norte y la C-33.