Menú Buscar
Albert López, acusado del crimen de la Urbana durante el juicio / ALBERT LÓPEZ

El acusado del caso Urbana preguntó cómo deshacerse de un cadáver

Un testigo asegura en el juicio que Albert López aseguro que él lo quemaría dentro de un coche

5 min

Un agente, testigo del juicio por el crimen de la Guardia Urbana en la Audiencia de Barcelona, ha declarado este miércoles que el acusado Albert López le preguntó dos semanas antes del asesinato qué haría para deshacerse de un cadáver, y que él contestó que lo quemaría dentro de un coche: "No tenía ningún tipo de lógica lo que me estaba preguntando y tampoco le di más importancia".

A preguntas del fiscal sobre la conversación que mantuvieron en abril de 2017 acusado y el testigo; éste, también miembro de la Urbana, ha roto a llorar. "Estábamos trabajando en la zona de Glòries y, sin más, pregunta: ¿Cómo me podría deshacer de un cuerpo?", ha relatado. Así, aunque ha asegurado que se sorprendió, no pidió el motivo de la pregunta.

"Que no se vea nada la huella"

El agente ha explicado que contestó que haría algo similar a lo que aparece en algunos programas de televisión, según se ha referido: "Le dije que, si se deja algún tipo de marcas en el cuerpo o algo por el estilo, lo importante es que no se vea nada la huella y dejar lo más lejano posible el acceso a los bomberos para que el coche se vaya calcinando".

Los agentes de la Urbana Abert López y Rosa Peral están acusados del asesinato de Pedro R., también miembro del cuerpo: el crimen fue la madrugada del 1 al 2 de mayo de 2017, se desconoce cómo murió y el cuerpo se encontró dentro de un coche calcinado junto al pantano de Foix.

"Ya sabes cómo es López"

Al repreguntarle el fiscal, el testigo ha detallado que explicó a López que para deshacerse de un cadáver "cogería el cuerpo, lo pondría dentro de un coche, le prendería fuego, lo dejaría en una zona de difícil acceso a los bomberos para que no pudieran apagarlo y el coche se prendiese lo máximo posible".

También ha explicado ante la sala que, al oír su respuesta, López no le "debatió" el método que había explicado, y ha insistido en que él no dio importancia a la conversación. Ha contado que, al llegar a casa, explicó a su pareja lo que le había preguntado el acusado y que le había sorprendido, aunque ella le quitó importancia: "Ya sabes cómo es López", ha asegurado que le dijo ella. 

Hermano de la víctima

Por su parte, el hermano de la víctima ha declarado que, una semana después del asesinato, Peral impidió que viera la planta inferior de su casa, donde se sospecha que se cometió el crimen. Así, el testigo ha explicado que el sábado 6 de mayo de 2017 fue a casa de Peral porque quería hablar con ella tras saber que se había encontrado el coche de Pedro R. calcinado y con un cadáver dentro, e intentó recuperar algunos objetos de su hermano.

"Sé que mi hermano tenía en la planta de abajo cascos, ropa de moto... Me dijo que nada, que no tenía que estar allí", y ha relatado el hermano de Pedro R., agente de Mossos d'Esquadra, que también quiso bajar a buscar las llaves de la moto de la víctima y que insistió hasta cuatro veces, pero ella no le dejó bajar. ​