Menú Buscar
Oriol Pujol en Urús, Girona / CG

El accidente de Oriol Pujol a toda velocidad en la Cerdanya

El hijo del expresidente de la Generalitat, en tercer grado, chocó frontalmente contra otro coche, rompiendo la quietud de los vecinos de un pueblo de los Pirineos

14.09.2019 00:00 h.
5 min

Quietud. Buen ambiente. Los vecinos de Urús (Girona, Cerdanya) seguían relajados, en plenas vacaciones de agosto, paseando por el pueblo o justo ya de regreso a sus casas, cuando escucharon un tremendo choque frontal entre dos vehículos. El impacto fue enorme, y la sorpresa mayúscula, cuando de uno de los vehículos, un todoterreno, salió Oriol Pujol Ferrusola, que cumple el tercer grado tras su condena por el caso ITV.

El quinto hijo de Jordi Pujol bajaba a gran velocidad por la calle donde se ubica su chalet en Urús, que comparte una finca en la que se encuentra otro chalet de su exsocio en la consulta Alta Partners, Sergi Alsina. En ese momento, se saltó un ceda al paso, como apuntan las fuentes conocedoras del suceso, y chocó con el frontal de un turismo que circulaba justo en la intersección de las calles. No hubo heridos. Ese vehículo quedó destrozado en su parte delantera, donde viajaba una pareja y otra persona en los asientos de atrás, que procedían de Viladrau (Barcelona, Osona). Ocurrió el 11 de agosto, sobre las siete y media de la tarde.

El destrozo de un coche aparcado

¿Qué ocurrió? Los Mossos d’Esquadra llegaron al lugar del accidente --llamados por los vecinos-- y, al no haber heridos (ni Oriol Pujol con su acompañante, ni los tres pasajeros del coche afectado), se redactó lo que se llama un “atestado básico”, según la policía autonómica. Partes para las compañías de seguros, eso sí, y un enorme malestar en el pueblo, porque, en otras ocasiones, también han visto circular a Oriol Pujol a velocidades más allá de lo aconsejable y de lo permitido, según apuntan a Crónica Global algunos de los vecinos de Urús. El impacto fue tan “fuerte” que, en el giro del turismo, éste se llevó por delante otro coche de un vecino del pueblo que estaba aparcado, y que también sufrió importantes desperfectos.

Oriol Pujol Ferrusola en los juzgados / EP
Oriol Pujol Ferrusola, en los juzgados / EP

Se da la circunstancia de que Oriol Pujol Ferrusola mantiene su condición de semilibertad. La Audiencia de Barcelona estimó su recurso y pudo recuperar, a mediados del mes de julio, el tercer grado, con lo que sólo acude a prisión para dormir. Meses antes, el 9 de enero, la Audiencia de Barcelona había ordenado el ingreso en prisión de Oriol Pujol por el caso de las ITV: un delito de tráfico de influencias, delito continuado de cohecho y falsedad en documento mercantil. La condena fue de dos años y seis meses.

Entrar en prision y salir

Entró en prisión, en Brians 2, el 17 de enero, pero dos meses más tarde, a finales de marzo, los servicios penitenciarios de la Generalitat le concedieron el tercer grado. Con ello, sólo tenía que acudir a prisión para dormir. La Fiscalía lo recurrió y en mayo se revocó esa semilibertad, al entender que no se había tenido apenas tiempo para poder observar su comportamiento y clasificarlo en ese régimen abierto.

Esa situación no duró mucho, y una semana después la Generalitat permitió que saliera cada día para trabajar, en un voluntariado social. La Fiscalía volvió a recurrir, pero el recurso fue denegado por el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 2 de Cataluña, con el compromiso de que Oriol Pujol se sometiera a “controles y condiciones” que se recogían en la propuesta. Lo que se acordó es que el quinto hijo de Jordi Pujol pudiera salir de la cárcel entre las ocho de la mañana y las nueve de la noche.