Menú Buscar
Compañeros de trabajo en una oficina / CG

Se rompe el tópico: el absentismo laboral en España es inferior a la media europea

Un estudio realizado por la consultora Ayming refleja que los españoles tienen un índice de presencia del 79%, mientras que en Europa se sitúa en el 72%

17.11.2017 00:00 h.
5 min

El concepto de que los españoles faltan más al trabajo que en el resto de Europa es falso. Al menos así lo demuestran los resultados del Barómetro europeo del Absentismo y Compromiso elaborado por Ayming (grupo internacional de Consultoría en Business Performance).

En el estudio, se compara España con otros siete países de la Unión Europea: Alemania, Bélgica, Francia, Italia, Países Bajos, Portugal y Reino Unido. Y el resultado indica que la presencia de los españoles en el trabajo ha sido del 79% en el último año, mientras la media del resto de países ha alcanzado el 72%.

Por delante

Almudena Goulard, mánager de Ayming en España, explica que con la crisis el absentismo laboral disminuyó, por el miedo de perder el trabajo. Pero a medida que se ha ido recuperando la economía mundial, la gente ha vuelto a faltar a su empleo.

“La media de absentismo en los últimos cinco años, según el INE (Instituto Nacional de Estadísticas), está situada en el 4,41%, y en 2017 se ha visto que ha aumentado el 6%. Aunque en comparación con el resto de países vemos que a pesar de las creencias que existen, la tasa de presencia en España está por encima de la media Europea: España se sitúa en un 79%, de siempre presentes, respecto a un 72% que es la media europea”, señala.

¿Más flexibilidad o mejor salario?

Al alejarse de la crisis, el nivel de miedo disminuye y también la presencia: este año se ha incrementado el absentismo en España. En cuanto a las causas, Goulard explica que pueden ser muy variadas y que dependen del sector y de la empresa. Entre las principales, describe que son fundamentalmente la enfermedad propia o de un familiar, y luego está el contenido del trabajo, es decir, si la persona puede asumir o no la carga laboral, y si está suficientemente motivado o no el trabajador.

“Tener una alta carga de trabajo suele generar ansiedad. Pero no tener demasiadas responsabilidades también produce malestar. Siempre tiene que ver con las emociones, y es la comunicación entre jefes y empleados lo que suele incentivar las ganas de ir a trabajar. También depende la utilidad que tiene el trabajo”, señala.

En cuanto al grado de motivación, dirá la mánager de Ayming que a medio o largo plazo disminuye en el caso del salario, pero en cambio la flexibilidad y la posibilidad de conciliación familiar tienen más larga vida. “Siempre queremos cobrar más, depende mucho de la situación personal, pero con la variable de flexibilidad o teletrabajo —que se implementó en España en la década de 1990— las empresas aumentan el compromiso de manera brutal”.

Españoles, satisfechos con el trabajo

Almudena se anima a decir, basada en el estudio de Ayming, que “en España hay un alto grado de satisfacción laboral”. Asegura que “la parte de relaciones laborales es muy importante y es algo que se fomenta en general dentro de las compañías”. También afirma que no se trabaja menos en España: “Tenemos maneras distintas. Esa idea de que en España nos echamos la siesta todos ya no es así”, o igual nunca lo ha sido.

Para que haya satisfacción en el trabajo, el barómetro indica que lo fundamental es la comunicación bidireccional. Es decir, que haya una participación y no que los jefes informen las cosas, sino que se incluya a los empleados.

Aunque sí que es verdad que no todos los sectores tienen la posibilidad de brindar flexibilidad horaria o la conciliación necesaria para que los empleados estén satisfechos y falten menos. “Los trabajadores de la producción, por turnos, sobre todo en las fábricas, que tienen menos posibilidad de conciliar sí que tienen más estudiada la ley y suelen aprovechar todos los permisos que concede el convenio”, indica Almudena. Pero explica que esto depende mucho de que la persona se sienta responsable de su trabajo, y del impacto que genera en los compañeros. A veces los empleados necesitan un poco más de flexibilidad. 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información