Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Playa de Sitges / ISTOCK

Cinco lugares que no te puedes perder si visitas Sitges

La playa, sus calles y la herencia de los indianos son algunos de los detalles que hay que ver en este municipio

6 min

Esta localidad ofrece al visitante numerosos atractivos. Sin embargo, si se quiere organizar un viaje realmente interesante, es necesario tener en cuenta los lugares para visitar en Sitges que son realmente indispensables en una ruta.

¿Qué ver en Sitges?

Quien se decida a pasar unos días en esta localidad costera de Cataluña seguro que también se plantea qué hacer en Sitges durante su estancia. Combinar ocio y cultura debe ser el principal objetivo de estas vacaciones.

1. A la playa

Sin duda, las playas de la ciudad de Sitges son uno de los grandes atractivos de esta localidad. Pocas personas pueden resistirse a tomar el sol y bañarse en las templadas aguas del Mediterráneo.

Playa de Sitges / EUROPAPRESS
Playa de Sitges / EUROPAPRESS

Esta localidad cuenta con cuatro kilómetros de costa, y todas sus playas son urbanas. Conocer las más valoradas por los visitantes implica visitar las calas de Balmins, la de la Ribera (con una zona para niños) y la de la Barra, la más tranquila y, por lo tanto, ideal para familias. Otras opciones interesantes son la d’Aiguadolç (con un impresionante entorno natural) y la de Sant Sebastià, elegida como la mejor playa del mundo por la publicación The New York Times.

2. Las casas de los indianos

Se conoce con el nombre de indianos a los ciudadanos de Sitges u otras localidades que en el siglo pasado se exiliaron a Latinoamérica para hacer fortuna. Cuando volvieron a su ciudad de origen, se construyeron espectaculares mansiones con las que pretendían demostrar su capacidad económica.

El paseo marítimo de Sitges, a medida que se aleja del puerto, cuenta con diferentes edificaciones de este tipo, cuyo estilo recuerda a las antiguas villas coloniales. Recorrerlo buscando entre los edificios actuales (y valorados en millones de euros) las casas de los indianos es toda una experiencia que llama la atención por la belleza de estas construcciones.

3. El Cau Ferrat

Un gran ejemplo de la rica vida cultural que caracteriza la localidad de Sitges desde hace siglos es el museo Cau Ferrat. Se puede considerar como el más importante, ya que en su interior se conservan obras de artistas como Pablo Picasso o El Greco.

Museo Cau Ferrat / Jordiferrer EN CREATIVE COMMONS
Museo Cau Ferrat / Jordiferrer EN CREATIVE COMMONS

La historia de este museo viene ligada a la figura de Santiago Rusiñol, que fue su propietario y que está considerado como uno de los artistas más representativos de la corriente del modernismo catalán. De hecho, en su momento fue su casa-taller. Por lo tanto, también cuenta en su fondo patrimonial con un gran número de sus obras.

4. El Palau Maricel

Otro de los museos en Sitges cuya visita es un requisito imprescindible al llegar a esta localidad es el Palau Maricel. En su origen, este espectacular edificio era nada menos que ocho casas de pescadores que un millonario compró con el objetivo de convertirlas en un museo que albergara su impresionante colección de arte.

Entre las obras que llenan las paredes de este palacio y museo de Sitges destacan cuadros de artistas internacionales de todos los tiempos y algunos lienzos pertenecientes a pintores y escultores contemporáneos del propietario del edificio.

Además de por las obras de arte, hay que destacar que este palacio ofrece a los visitantes la posibilidad de descubrir estancias de impactante belleza. Estas siguen la tendencia cromática del pueblo al estar pintadas en los característicos colores blanco y azul que también decoran las casas de los pescadores.

5. Las calles de Sitges

Aparte de los lugares de interés mencionados hasta ahora, no se puede obviar la visita a las calles de esta localidad. Un paseo relajado por Sitges da la oportunidad de disfrutar de su encanto y de su magia.

La calle del Pecat está llena de bares y restaurantes. Además, los locales que alberga y la gente que los visita son un buen ejemplo del espíritu diverso y tolerante que caracteriza a la ciudad. También merece la pena recorrer las calles de Barcelona y de l’Aigua, que cuentan con numerosos locales. Sus casas blancas y cuidadas son de lo más atractivo. La última de las que se recomiendan es la calle de Sant Pere, que une el paseo marítimo y el centro de la localidad.

Vistas de Sitges / CG
Vistas de Sitges / CG

Decidir qué ver en Sitges es todo un reto para el visitante que se acerca por primera vez a esta ciudad costera de la provincia de Barcelona. Cuenta con tantos lugares interesantes y ofrece la posibilidad de hacer tantas actividades que, realmente, es muy complicado optar únicamente por cinco propuestas. Estas son solo el inicio de lo que puede ser una estancia única junto al mar Mediterráneo, en un espacio con personalidad propia.