Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Exposición de vestidos de Jean Paul Gaultier / EP

La 'nueva normalidad' de las tiendas de lujo: entregas a domicilio y ropa en cuarentena 48 horas

Las 'boutiques' someten a un tratamiento especial las piezas de los diseñadores y adaptan su negocio a la etapa pos-Covid

5 min

El mundo de la moda ha sufrido un fuerte parón y el subsector de las firmas de lujo no es una excepción. La pandemia del Covid-19 ha cancelado las principales semanas de la moda y las tiendas de ropa de alta gama se han quedado con algunos pedidos a medias.

“Hay cosas que se han dejado de recibir”, confiesan desde La Comercial, una boutique multimarca de Barcelona, que está en el Hotel W y el Arts, entre otros puntos. “Nos hemos quedado un poco a medias”, asevera.

Pedidos

Las tiendas de alta gama compran por adelantado. Es decir, cuando cerraron en marzo, ya habían recibido la ropa de verano y tenían pedida la de invierno, en la mayoría de los casos. Por suerte, afirman desde el establecimiento, “algunos diseñadores han mandado menos prendas” de las que se habían solicitado.

“Las firmas han recortado modelos y han enviado los best-sellers”, matizan. Otros, incluso han cancelado envíos. Algo que, en cierta medida, agradecen porque el perfil de cliente de las tiendas de alta gama es el extranjero y las fronteras están cerradas. “Vivimos del turismo internacional y del verano”, subrayan.

Interior de la tienda La Comercial / LA COMERCIAL
Interior de la tienda La Comercial LA COMERCIAL

Impacto

Otras tiendas, en cambio, han agradecido tener abierta la venta online. Es el caso de la famosa boutique Santa Eulalia, si bien durante los meses de cuarentena “las ventas en tienda se han parado totalmente”, han experimentado “un gran crecimiento en las ventas online”.“Pese al aumento de las ventas online, no han llegado a compensar las que hemos perdido en la tienda”, lamentan.

Sin duda tendremos un mal año”, sentencia el propietario de la tienda de paseo de Gràcia, Lluís Sans. Una sensación que se hace extensible al resto de tiendas de la zona y de toda la ciudad. Aun así, esperan la apertura de fronteras para tratar de salvar la temporada.

Probado "virtual"

Por ahora, afrontan la situación de la desescalada y la llegada de la nueva normalidad. En Santa Eulalia ya ofrecen nuevos servicios, adaptados a los tiempos pos-Covid. Entre ellos, destacan la recogida de compras en coche frente a la tienda, reservar artículos para que las clientas los prueben en sus casas y, si son pedidos dentro de Barcelona ciudad, ofrecen entregas en el mismo día.  

Ni ellos ni La Comercial se plantean la posibilidad de ofrecer a sus clientes la opción de un probado “virtual” de las prendas. “Ningún sistema virtual puede suplir probarse las piezas físicamente”, defiende Sans.

Entrada de la tienda Santa Eulalia / EP
Entrada de la tienda Santa Eulalia / SANTA EULALIA

Tratamiento

Para el tratado de las piezas, la mayoría de las tiendas usan un sistema de planchado especial, que permite la “sanitización” de las prendas. De este modo, pueden tener la ropa disponible rápidamente. En el caso de La Comercial, por ahora, además del uso de las máquinas de planchar, apartan las piezas de la exposición y prueba durante 48 horas.

No hay tanta gente por ahora, por lo que es difícil que en este periodo entren dos personas a probar la misma pieza y tengan la misma talla”, confirman desde la tienda del Born. Desde Santa Eulalia, admiten que el proceso de “sanitización” de las piezas hace el proceso de venta un poco más lento, pero aplican el tratamiento una vez el cliente se ha ido.

Optimismo

Todas ellas aseguran que los diseñadores no les han dado muchas instrucciones sobre cómo deben tratar las piezas, sólo “normas generales y de sentido común”. Unas medidas que su público también entiende: “Ningún cliente ha opuesto resistencia”.

Las ventas poco a poco se van retomando, los préstamos de ropa para shootings en revistas también. Lo único que aplican es la sanitización, a la espera de retomar la actividad de manera regular, con la voluntad de recuperarse. “Afrontamos el futuro con ilusión. La pandemia pasará”, concluye Sans.

Destacadas en Vida