Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un hombre acude a vacunarse / EP

Un 28% de los ciudadanos prefiere esperar un tiempo antes de vacunarse del Covid

Los que sí quieren hacerlo de inmediato son mayoría, pero un 16% de ellos lo hará solo si considera que el proceso es fiable

3 min

Un 28% de los ciudadanos no tienen intención de vacunarse tan rápido como les toque, según datos del CIS.

El próximo día 27 de diciembre empieza el proceso de vacunación para conseguir la inmunidad poblacional frente al coronavirus. Ha costado mucho esfuerzo y tiempo llegar hasta este momento, pero todavía hay buena parte de la ciudadanía que se muestra reacia a vacunarse de buenas a primeras.

Los que sí quieren

La encuesta también constata, por otro lado, que un 64% de las personas sí que se vacunará, eso sí, algunos lo harán con condiciones. Un 40% se inmunizará sin mostrar ninguna objeción y un 16% siempre que tenga garantías de que el proceso es fiable.

En la misma línea, un 3,2% se vacunará si dispone de toda la información necesaria, un 3,6% lo hará para seguir el consejo de los expertos, y un 0,6% dependiendo del origen de la substancia a inocular.

Medidas radicales

Al ser preguntados sobre las medidas que han adoptado las autoridades para contener la pandemia, un 67% determina que es necesario adoptar decisiones más extremas, frente al 11% que considera que las restricciones actuales son suficientes.

En los últimos meses los ciudadanos han podido analizar cómo funciona el sistema sanitario español, y han podido sacar sus conclusiones. Un 84,3% cree que se deberían aumentar las dotaciones presupuestarias de la sanidad, para mejorar la cogobernanza con las autonomías, dotar mejor las instalaciones e incrementar plantillas.

Gestión conjunta

Durante el estado de alarma de marzo la gestión de la pandemia estuvo en manos del Gobierno, y en el segundo, el poder emana de las autonomías.

Al ser preguntados, los ciudadanos lo tienen claro. Un 70% considera que quien debe gestionar la situación sanitaria es el Gobierno de la nación en colaboración con los Ejecutivos autonómicos. Tan solo un 6% se decanta por la gestión descentralizada, mientras que un 17% prefiere que el poder esté en manos del Ejecutivo central.