Menú Buscar
Primeras planas

El último vuelo de Franco y la moda de los lazos

El Gobierno desentierra con éxito el cadáver del dictador y lo traslada por aire hasta el cementerio de Mingorrubio. Trato de favor a los presos de los disturbios. Estudiantes sublevados

25.10.2019 10:11 h.
15 min

Franco, otra vez. Los despojos del dictador ya no están en el Valle de los Caídos. Cuarenta y cuatro años después de su entierro, la prensa se hace eco del vacío con grandes titulares. Hay dos maneras de verlo. El País opta por la notarial y titula: Franco, fuera del Valle de los Caídos. Luego está la mirada electoral, que es la del ABC con El PSOE se agarra a Franco; El Mundo, que apunta que El Gobierno saca a Franco del Valle y ya prepara nuevas exhumaciones y La Razón, que dice Exhumación electoral

En Barcelona, La Vanguardia afirma que La exhumación de Franco zanja 44 años de culto al dictador y El Periódico se despide del autócrata con un Hasta nunca. En el Ara apuestan por un Exhumación y exaltación con dos imágenes, la del entierro en el 75 y la del desentierro ayer. Para El Punt Avui, la exhumación es cosa del país vecino, por lo que no es el tema principal de portada, sino la foto y un titulillo que dice 44 anys tard. Abren con la búsqueda de los desaparecidos por el temporal.

Hacía un frío madrileño ayer en Valle de los Caídos, un frío seco de los que penetran hasta el tuétano. Más el cielo despejado. Igual que el día del entierro. Algunos de los familiares de Franco, como Luis Alfonso de Borbón y Martínez Bordiú, bisnieto del llamado "generalísimo", lucían un lazo en la solapa con los colores de la bandera de España. El independentismo ha popularizado el archiperre. La primera vez que se vieron en España ese tipo de lazos fue cuando ETA secuestró al empresario vasco Julio Iglesias Zamora. Entonces y en contra de la banda, se utilizaba un lazo azul. Ahora los hay de todos los colores, pero predomina el amarillo independentista.

ABC

Duras escenas en el interior de la basílica, tensión entre la familia y los miembros del Gobierno, con la ministra de Justicia, Dolores Delgado, en funciones de notaria mayor del Reino, y cuatro gatos franquistas encabezados por la familia Tejero, el teniente coronel y su hijo Ramón, sacerdote que ofició el funeral privado en Mingorrubio-El Pardo. De la crónica de Javier Casqueiro en El País: "Los 22 nietos y bisnietos de Franco no quisieron pasar inadvertidos en ningún momento y protagonizaron diversos incidentes, pero los que más les marcaron por su dureza fueron dos, uno en el interior de la basílica del Valle y otro dentro del panteón de Mingorrubio. En la carpa que protegía la anterior tumba de Franco, en Cuelgamuros, alguno de los familiares presentes rompió a llorar al escuchar el estruendo de las mazas y las radiales con las que los operarios levantaron la lápida de mármol y varias adyacentes para poder sacar el ataúd de la tumba. Costó mucho y se contabilizaron significativos destrozos, según fuentes de la familia y del Gobierno. El otro instante de gran tirantez fue cuando, ya en Mingorrubio, antes de oficiarse la misa final, un policía intentó registrar a Francis Franco para requisarle el móvil y evitar que grabase la escena, según las mismas fuentes. Hubo empujones y un conato de rebelión de los familiares".

O sea que la tumba se resistió y hubo que aplicar la fuerza de los picos, las mazas y las sierras radiales. Y hubo más tensión en relación al manejo de los teléfonos móviles. De la misma pieza de El País: "El control sobre los teléfonos se relajó ya para la reinhumación en el panteón de Mingorrubio. A Francis le restituyeron el suyo, pero la policía detectó una señal metálica donde estaba sentado dentro de la cripta y sospechó que podía tener un bolígrafo con cámara. Un agente avisó a los representantes del Gobierno e intentó registrar al nieto mayor de Franco, que se negó airadamente: “¡Hasta aquí hemos llegado!” Los Franco sostienen que se plantearon incluso abandonar la cripta. La policía ya había controlado a la entrada de esa sala a una de las bisnietas cuando hacía unas fotos con su móvil. Se lo confiscaron y le borraron las instantáneas, según las citadas fuentes. Fue ahí cuando se produjeron algunos empujones y rifirrafes, sobre todo de Francis con un agente, al que espetó: “Usted no manda aquí, el que manda es ese señor”. Y señaló al secretario general de la Presidencia del Gobierno, Félix Bolaños, con el que tanto él como su letrado han mantenido en estas últimas semanas buenas relaciones. Bolaños se acercó y apaciguó los ánimos, eso sí, recordando la prohibición de hacer fotos".

Un carajal en suma aliñado con la bandera preconstitucional con la que se enterró en su día a Franco. En La Razón, Andrés Bartolomé recoge la versión de los deudos del dictador trashumante: "En el comunicado repartido por Francis Franco, la familia acusa al Gobierno de haber «consumado la profanación» del sepulcro de su abuelo «con el aval de los demas poderes del Estado y la jerarquía eclesiástica», con «grave atropello» de «nuestros derechos fundamentales». «Lo que el Gobierno presenta como una victoria de la democracia no es más que un impúdico circo mediático que solo busca propaganda y rédito electoral», reza la breve nota. «Pero aquí estamos por encima de miserias y mezquidades, porque ha primado nuestra firme decisión de no abandonar jamás a nuestro familiar cuya dignidad y memoria hemos defendido siempre y ahora más unidos que nunca», abunda la familia".

elnacional

 

En Madrid se considera que el último vuelo de Franco no ha sido precisamente un homenaje al antepenúltimo jefe del Estado, todo lo contrario de lo que se sostiene en los medios de la independencia. Así, Jordi Barbeta en El Nacional entiende que el traslado ha sido una ceremonia a mayor gloria de Franco: "En qualsevol cas, les imatges no semblaven cap derrota, ni cap humiliació, sinó tot el contrari. La família Franco ha pogut lluir la seva victòria posant de manifest que continua gaudint del saqueig perpetrat pel règim i dels privilegis propis de l’alta societat. Els més desagraïts han estat els membres de la família Borbó, que no han tingut el detall de participar en els honors del dictador que els va resoldre el futur de l’empresa familiar. I el més vergonyant ha estat que el govern socialista demostri el seu respecte al dictador presidint la cerimònia la ministra de Justícia. I cal no oblidar que l’actual Tribunal Suprem va certificar el juny passat la legalitat i legitimitat del cop d’Estat del 36 assumint que Franco va ser el cap d’Estat des del primer d’octubre de 1936, a penes dos mesos i mig d’iniciada la guerra, quan totes les institucions legítimes de la República es mantenien dempeus davant els rebels".

La remoción del cadáver también sirve para que en Nació Digital acusen al "unionismo" de franquista al hilo de una encuesta de singulares resultados. Escribe Roger Tugas: "La visió negativa sobre el franquisme no és tan hegemònica com es podria pensar a Catalunya, especialment entre la població més allunyada del catalanisme. Només el 50,6% dels catalans contraris a la independència afirma que el franquisme va suposar una etapa negativa per a la història del país. Un rebuig que, en el cas dels independentistes, assoleix el 86,5% i, en la mitjana global del país, se situa en el 68,5%. (...) Per contra, només l'11,1% dels independentistes se situa en posicions intermitges entre el rebuig i el suport, i escassament el 0,5% veu bé el franquisme". O sea que más de un 10% de los independentistas no tiene claro qué supuso el franquismo, cosa que no deja de ser curiosa cuatro décadas y media después de la extinción del dictador.

Lecciones. En El Nacional se muestran siempre sensibles a la percepción alemana de los acontecimientos en España. A falta de declaraciones de Angela Merkel sobre el caso Franco, reparan en las declaraciones de una congresista de la izquierda: "La diputada de Die Linke Zaklin Nastic s'ha mostrat escandalitzada per la forma com s'ha fet l'exhumació del dictador Franco, que ha acabat sent segons nombrosos observadors una mena d'homenatge auspiciat pel govern espanyol".  La señora Zaklin Nastic hace muy bien en opinar lo que opina y debería extender sus criticas hacia el propio Gobierno alemán que permite, por ejemplo, que en Gunzburgo, localidad natal de los Mengele, haya una calle dedicada a Karl Mengele, padre del famoso doctor de los niños del Brasil. Don Karl fue un nazi de primera hora que colaboró con Hitler y prestó su fábrica de material agrícola para que el "führer" soltara sus mítines en la localidad bávara. 

Ayer estuvo Pere Aragonès en Madrid, pero no fue a presenciar la mudanza de los restos de Franco sino a pegar una conferencia. Cero expectación. El vicepresidente dijo que la república catalana es inexorable y se ofreció como interlocutor al Gobierno. 

Proceso. En El Español se afirma que la mayoría de los detenidos por los disturbios de la semana pasada en Barcelona y otras localidades catalanas todavía están en los módulos de ingreso. "Como ya ha hecho anteriormente con Oriol Pujol y con los presos del procés, la Generalitat ha decidido otorgar un trato diferenciado a algunos de los detenidos por los violentos disturbios de la semana pasada en Barcelona y otras ciudades catalanas". Según fuentes penitenciarias consultadas por El Español, en varias prisiones catalanas se habrían dado órdenes verbales de que los detenidos por violencia callejera permanecieran de momento en los módulos de ingreso y no fueran trasladados aún a los módulos convencionales, donde deberían convivir con el resto de los presos. 

Rosario de manifestaciones en Barcelona. La última con el lema "No toqueu el nostre jovent" y eslóganes como "Si toqueu els fills, trobareu les mares". Reunió a unas 4.000 personas convocadas por los sindicatos y el "Col·lectiu de Mares i Àvies per la República Catalana" entre otras entidades. Gritos de "No són violents, són valents".

A la contra, unos estudiantes que no deben tener mamá han logrado superar las barricadas independentistas y hacer clase en la universidad. Del e-notícies: "Estudiants d'Economia de la Universitat de Barcelona han plantat cara a les barricades que aquest dijous els piquets han muntat a les portes de la facultat per impedir-los l'entrada. Finalment, han pogut superar les barricades i han alliberat l'entrada de bancs i altres materials que tancaven el pas, segons han explicat l'organització S'ha acabat i el col·lectiu Universitaris per la convivència a twitter. Escenes similars es van veure aquest dimecres a la la facultat de Dret, quan una vintena de piquets van tallar el pas a una centenar d'alumnes volien accedir".

25 de octubre, santoral: Engracia y Frutos de Segovia, Miniato de Florencia y Valentín de Sevilla.