Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

Sin acuerdo para renovar el CGPJ y Borràs arrasa

El Gobierno prepara el terreno para los indultos y la reforma de la sedición. El PP se planta y no facilitará la renovación del CGPJ. Laura Borràs, presidenciable de JxCat

17 min

Difícil entrevista del ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, en El País. Muchas de las asignaturas pendientes del Gobierno están relacionadas con la administración de la justicia. Así el pacto para la renovación del Consejo General del Poder Judicial, que según El Mundo tendrá que esperar, o la sustitución de los jueces por los fiscales en la instrucción de los sumarios en la nueva ley de enjuiciamiento. Por no hablar del indulto a los presos por organizar el referéndum ilegal del 1-O y la declaración simbólica de independencia y la reforma del delito de sedición para rebajar sus implicaciones penales. Más el expediente del rey emérito, quien según el notario mayor del Reino acudiría raudo y veloz a la primera llamada de la Justicia.

La portada de 'El País' del 30 de noviembre de 2020 / KIOKO.NET
La portada de 'El País' del 30 de noviembre de 2020 / KIOKO.NET

Es José Manuel Romero quien interroga y en algunos casos aprieta a Campo, quien incurre en inevitables contradicciones. Ahí van algunas de las preguntas y respuestas más interesantes relacionadas con la nueva ley de enjuiciamiento, el indulto y la situación de Juan Carlos I:

"P: ¿Es más difícil defender las bondades de un proyecto de ley que da a los fiscales todo el poder investigador cuando el Gobierno al que usted pertenece ha elegido como fiscal general del Estado a una diputada socialista, que hizo campaña por el PSOE y que antes había sido ministra de Justicia?

R. Creo que es un tema que queda absolutamente desvinculado de la elección de la fiscal general, que se hizo conforme a todos los criterios legales, intervino el Poder Judicial y se hizo la audiencia ante la Comisión de Justicia del Congreso. Pero, evidentemente, el Estatuto Orgánico [del Ministerio Fiscal] tiene que ser objeto de revisión en varios aspectos para potenciar y fortalecer al fiscal individualmente considerado. La Fiscalía funciona bajo los principios de unidad de acción y dependencia jerárquica. Ya se prevén mecanismos en la propia Ley de Enjuiciamiento que soslayan estas dudas a las que usted hace referencia. No va por ahí el problema.

P. ¿Debería cambiarse el sistema de nombramiento del fiscal general del Estado?

R. El modelo actual es claramente constitucional, establecido en la Constitución y el Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal. Creo que hay que abrir un debate sobre ciertos aspectos, igual que lo podemos hacer con el Consejo General del Poder Judicial… A mí los debates nunca me dan miedo.

P. La ley prevé prohibir a los partidos que ejerzan la acusación popular. Usted pertenece a un Gobierno formado por dos partidos que ejercen la acusación popular en diversas causas de corrupción que afectan al PP. ¿Le ha dicho usted al PSOE que se retire de esas causas?

R. No. En absoluto. Han ejercido una acción legal, hoy completamente legal, y, por tanto, son decisiones de partido en las que el Gobierno no entra y mucho menos este ministro de Justicia. Creo, y así lo entiende el Consejo de Ministros, que no es bueno que los debates parlamentarios se trasladen a los tribunales.

P. ¿Cuántos indultos se han concedido desde que es ministro con informes en contra del fiscal y del tribunal sentenciador?

R. El 99% son denegatorios. El pasado semestre, se aprobaron 10 indultos. Y solo dos de ellos se han dado con informe favorable del tribunal sentenciador y en contra de la Fiscalía.

P. ¿Puede el Consejo de Ministros dar un indulto a los presos del procés con informes en contra tanto del tribunal sentenciador como de la Fiscalía?

R. Cuando se produzca ese debate en el Consejo de Ministros, me ofrezco a explicar por qué se darán o se denegarán esos indultos. Ahora mismo sería impropio de un ministro de Justicia que se pronunciara.

P. ¿Seria asumible para el Gobierno conceder un indulto con esos dos informes en contra?

R. Insisto en que hay que analizar cada caso en concreto, porque no hay dos casos iguales. Es verdad que son casos excepcionales [los indultos que se dan con los dos informes en contra]. Pero esto no es verlo judicialmente; es verlo conforme a otra cosa. El indulto conforme a la ley de 1870, el ejercicio del derecho de gracia, responde a otras cuestiones.

P. El Gobierno lo puede hacer… pero sería un caso excepcional, ¿no?

R. Sí, sí, sí…

P. ¿Me podría decir, como jurista, en qué situación judicial se encuentra el rey emérito Juan Carlos I?

R. Es una persona sobre el que no hay proceso penal abierto y, por tanto, un ciudadano al que asiste, como a cualquier otro, la presunción de inocencia. Desde que perdió la inviolabilidad, es un ciudadano más y se le aplica la igualdad ante la ley.

P. ¿No lo considera un huido de la justicia?

R. En absoluto. El que huye es aquel que ha sido reclamado y no está. Y él no ha sido reclamado por la justicia. Es más, aventuro a decir que, si se produjera un llamamiento, el rey no tardaría en absoluto en venir".

La portada de 'El Mundo' del 30 de noviembre de 2020 / 'EL MUNDO'
La portada de 'El Mundo' del 30 de noviembre de 2020 / 'EL MUNDO'

Más sobre el mundo judicial en El Mundo, que advierte a sus lectores de que el PP no está por la labor de llegar a un acuerdo sobre la renovación del CGPJ. La información viene con las firmas de Juanma Lamet y Ángela Martialay: "El acuerdo para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) no avanza. El PP enfría las posibilidades de pacto y no cederá si el PSOE no le da garantías de que Podemos va a quedar al margen. 'Descartamos que se produzca el acuerdo en los próximos meses: ni en diciembre ni en enero, desde luego, porque el Gobierno debe cumplir nuestros requisitos y ahora mismo descartamos que tenga voluntad de hacerlo', aseguran a El Mundo fuentes de Génova. En las últimas semanas, las piezas se habían recolocado, a falta de un sólo paso: que el Gobierno se comprometiese a 'una reforma de la Ley Orgánica que dote de mayor independencia' al sistema de elección de los vocales del órgano. Pero la preponderancia de Podemos en las decisiones presupuestarias y la falta de voluntad de acuerdo del PSOE con Ciudadanos han retraído al PP, que ahora recela más aún de Pedro Sánchez: 'No nos fiamos'".Nadie se fía de nadie. Sin ir más lejos, en el PSOE no se fían de Podemos y viceversa.

En La Razón escribe Ainhoa Martínez una pieza sobre los agudos recelos entre los socios de Gobierno y aventura un cambio de actitud de Pedro Sánchez en cuanto supere el trance de los Presupuestos Generales del Estado y se haya asegurado la legislatura: "Dentro del Gobierno aseguran que la coalición no está en peligro. Ya no recurren al símil sanitario de que 'goza de buena salud', sino que se esfuerzan en hacer pedagogía sobre la 'naturalización' y la 'desdramatización' de las diferencias aireadas en público. Lo que sí recorre los pasillos de La Moncloa con cierta regularidad es la posibilidad de que se produzca una remodelación del Consejo de Ministros. Una posibilidad que se alimenta al calor de las continuas desavenencias entre los socios". Sigue Martínez: "No se espera a corto plazo --'ahora no está sobre la mesa', resuelven--, pero no descartan hacer recuento de daños, una vez que el Ejecutivo despeje dos de sus retos más inmediatos. (...) Pero, si no hay un cambio en las carteras, la aprobación de las cuentas públicas sí traerá aparejado un cambio de actitud".

La portada de 'La Razón' del 30 de noviembre de 2020 / 'EL MUNDO'
La portada de 'La Razón' del 30 de noviembre de 2020 / 'EL MUNDO'

"Tanto en la parte socialista como en la morada asumen que se abrirá una nueva etapa en su relación interna y en la interlocución con otros partidos. Sánchez podrá desembarazarse de la dependencia actual que mantiene de Iglesias, a quien permite apuntarse todos los tantos cada vez que surge una crisis. La última, su inclusión en la gestión de las ayudas europeas después de haber excluido al vicepresidente y sus ministros del centro de mando o el anuncio verbalizado por parte del vicepresidente de una regulación contra los desahucios que corresponde a la cartera de José Luis Ábalos. Para esta nueva etapa, el PSOE quiere seguir contando con Ciudadanos, aunque su apoyo para los Presupuestos --para el que se había trabajado intensamente desde el entorno de Sánchez--, se haya demostrado finalmente inviable". En el PP empiezan a tomar tierra y ya asumen que la legislatura va para largo y que Sánchez, aún contra las cuerdas, es cual estafermo anclado al terreno.

En El Independiente apuntan que Casado ya se ha puesto a trabajar con la vista fijada en un horizonte a tres años vista. Escribe Ana Belén Ramos: "Génova asume ya que ni el desgaste por la gestión de la pandemia ni la crisis económica, mitigada temporalmente por los fondos europeos, provocará una 'caída' prematura del Gobierno de coalición. Cuando el país aún seguía bajo los efectos de la primera ola del coronavirus, el PP comenzó a sentar las bases de una estrategia cuyo fin pasaba por preparar el camino de Pablo Casado hacia el Palacio de la Moncloa. El plazo que entonces se manejaba en los diversos estratos del partido era el de un año y medio vista, convencidos de que la fragilidad de un Ejecutivo de coalición nacido en un intrincado equilibrio político y arrasado por la gestión de una pandemia tendría difícil aguante. Entonces se jugaba con la baza de que en un plazo --aproximado-- de 18 meses sería suficiente para que la 'bofetada' económica, fruto de la crisis del Covid-19, terminase por romper la coalición gubernamental".

Prosigue la nota líneas después: "Aún por la mínima, el Ejecutivo ha sacado múltiples votaciones fundamentales con el apoyo de la misma mayoría que salvó la investidura de Pedro Sánchez, aunque con algún sostén extra de vez en cuando por parte de un apoyo inesperado: el de Ciudadanos. Pero aún sin los 10 votos naranjas, y con algo de ventaja, la votación más importante que se le planteaba a Pedro Sánchez para aguantar en su sillón en Moncloa y no jugárselo en un adelanto electoral: los Presupuestos Generales del Estado. Es por eso que en Génova ya se asume que Pablo Casado no podrá disputarle la presidencia del Gobierno hasta dentro de tres años, cuando se haya agotado la legislatura".

En Cataluña, Laura Borràs se ha impuesto en las primarias a Damià Calvet. El verbo más utilizado es que Borràs ha arrasado a su rival en la carrera por encabezar la candidatura de Junts per Catalunya. Encabezar o acompañar a Carles Puigdemont, quien todavía no ha decidido si quiere ir de número uno por Barcelona o por Girona. De los cinco mil militantes, han votado casi cuatro mil y tres mil a favor de la imputada por corrupción en el Supremo, imputación que en el caso de JxCat era un factor diferencial favorable a la ganadora. Algunos medios como El Periódico apuntan a que Puigdemont no está muy contento con el triunfo de Borràs, quien en los últimos tiempos se había alineado con el inefable Torra y había perdido contacto con Waterloo.

Una buena noticia para cerrar la última revista de noviembre. Titular de El Confidencial: "La industria afronta con esperanzas 2021: prevé elevar su inversión un 10%". Escribe Javier G. Jorrín: "Tras un 2020 para olvidar, las empresas empiezan a pensar en 2021, un año cargado de oportunidades y también de amenazas. A pesar del contexto todavía complicado, la industria española confía en dar un gran salto de inversiones el próximo año. La recuperación económica y las ayudas europeas actuarán como motor para arrastrar consigo la inversión privada. Así se extrae de la encuesta de inversiones industriales que realiza tres veces al año el Ministerio de Industria y que es el mejor indicador sobre los planes de las empresas de cara a los próximos trimestres".

Continúa el texto: "Los resultados de esta encuesta muestran un sentimiento optimista en las empresas de la industria, que prevén elevar su nivel de inversión un 10,3% a lo largo del próximo año. Esto no significa que vayan a recuperar los niveles de inversión de 2019, ya que para el año 2020 prevén una caída del entorno del 14%. Pero sí supondrá un importante impulso al crecimiento económico, tanto actual como futuro".

30 de noviembre, santoral: Andrés apóstol, Constancio, Euprepes, Josberto monje, Justina virgen y mártir, Mirocleto, Troyano y Zósimo.