Menú Buscar
Primeras planas

Los 20.600 nuevos funcionarios de la Generalitat y el chaconazo

Las crudas cifras del desempleo en España y las alegrías en el sector público. El caso Chacón. Berlín, Budapest y Barcelona, el triángulo del sexo callejero en Europa. Laxitud ciudadana sin igual

Pablo Planas
8 min
ABC:Espantada en las listas de Pedro Sánchez

El Mundo: Cataluña ficha a 20.000 funcionarios en tres meses

El País: La salida de Chacón y Lozano pone en aprietos al Sánchez

La Razón: La marcha de Chacón precipita la guerra Sánchez-Díaz por las listas

Ara: Carme Chacón desferma una nova crisi al PSC

El Periódico: El paro se estanca pese a la recuperación

El Punt Avui: Diàleg sense cap avenç

La Vanguardia: Las bajas en las listas reabren la pugna interna en el PSOE

Pintan bastos. España no se sacude el lastre del desempleo. Los menores de treinta y los mayores de cuarenta se estancan en el paro indefinido. Palo general al Gobierno. La economía se recupera pero no revierte la tendencia en materia de ocupación. La prima de riesgo no sirve para medir la realidad cruda y tangible de los parados, de la economía sumergida y del final de mes de tres semanas.

En El País le pone letra a la cuestión Manuel V. Gómez: "Cinco años y medio con una tasa de paro por encima del 20%. Son 66 meses seguidos. España, un país con una estrecha y odiosa relación con el desempleo, ha batido su propio récord al comienzo de 2016. Tampoco ha pasado mucho tiempo desde que sufriera un periodo similar, aunque ligeramente más corto, cinco años y tres meses. Lo hizo en mitad de los noventa. El 21% registrado entre enero y marzo lo ha llevado un trimestre más allá, pese a que España encadena ya casi dos años de recuperación laboral, según el Instituto Nacional de Estadística (INE)".

Las administraciones, en cambio, andan boyantes. La política no entiende de crisis y la Generalitat, por ejemplo, es una gran colocadera, un coladero, la fiesta del curro. 20.600 personas han encontrado acomodo en la función pública del proceso en sólo tres meses. Es el tema principal de la portada de El Mundo. Isabel Munera firma la noticia de la que extractamos la entradilla: "El año no ha comenzado con buen pie para el mercado laboral. El paro subió en 11.900 personas en el primer trimestre y, además, entre enero y marzo se destruyeron 64.600 empleos, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) que hizo públicos ayer el INE. La tendencia fue distinta en el caso de las administraciones. El empleo público creció en ocho comunidades autónomas, que ampliaron sus plantillas de funcionarios en 38.000 personas. Un 54% de ellas corresponde a Cataluña (20.600), seguida de Canarias (10.000) y Madrid (5.500) de acuerdo con los datos publicados ayer por el instituto oficial".

Alegría en el sector público y penurias en todo lo demás. Carme Chacón también se va al paro. Sale en casi todas las portadas. Estampida, marabunta, follón tremendo en el PSOE. Irene Lozano también se borra. Sánchez bracea entre zombies y Toni Bolaño describe en una crónica en La Razón las interioridades de la espantada chaconiana: "Pasaba de las 11 de la noche. El teléfono de Miquel Iceta, el primer secretario de los socialistas catalanes, sonó. Al otro lado del aparato, Carme Chacón que le comunicaba su renuncia a presentarse como cabeza de lista por Barcelona en las elecciones del 26 de junio. Chacón le dijo a Iceta que abandonaba por «razones personales y políticas», por lo que había hablado con su familia y con el ex presidente José Luis Rodríguez Zapatero, el único dirigente socialista que conocía los planes de su ex ministra. Cuando acabó su conversación con Iceta, que respetó su decisión, Chacón cogió el teléfono y llamó a Pedro Sánchez. El reloj ya marcaba la medianoche. Horas antes, la dirigente socialista había hablado, sin entrar en muchos detalles, con dos diputados catalanes de su máxima confianza: José Zaragoza y Germán Rodríguez. «Estamos todavía en estado de “shock”», afirmaba ayer por la mañana el que fuera el todopoderoso secretario de organización de los socialistas catalanes, Pepe Zaragoza".

Mas se presentaría a las generales en coalición con ERC. Caso contrario, Homs se presenta voluntario para ahondar la catástrofe. Los medios catalanes saludan la cumbre entre Soraya Sáenz de Santamaría y Oriol Junqueras como un acto menor, de poco alcance y menos enjundia. Eluden que por algo se empieza, que ayer fue el XX aniversario de la foto del Majestic y que tot plegat ya han conseguido la bilateralidad que demandaban. Al menos de cara a la galería. Asoma el catalán pesimista, el típico boletaire que se topa con un cep de medio kilo y piensa de entrada que estará agusanado. Esa alegría natural y esa propensión a la botella medio vacía.

El tono general del debate en los medios es de una gran altura y grueso relieve intelectual. El ejemplo es Pilar Rahola, la musa de Mas y de La Vanguardia. Alucinante descubrimiento el suyo de hoy acompañado de un lenguaje florido y preciso: "Ser de izquierdas mola. Mola tanto que en realidad no hay forma de encontrar a alguien de derechas, a no ser que se busque cuando la luz del sol ha caído. ¿Se habrán convertido todos en murciélagos, búhos, quizás vampiros? O tal vez se trata de una masiva entrada en el mítico armario, aterrorizados ante la posibilidad de ser marcados con la letra escarlata. Porque es evidente que mientras ser de izquierdas es guay del Paraguay y queda chupi en los carteles políticos, la derecha es el territorio hostil donde retrógrados de viejo cuño y reaccionarios de cuño nuevo, por supuesto todos ellos católicos, se momifican a la espera de tiempos mejores. A lo sumo los hay que aceptan vivir en el centro central, que es un poco como ser metrosexual, que nadie sabe bien qué significa, pero queda muy chupi".

Por cierto, un servidor prefiere la caverna al armario. Cuestión de espacio. Y hablando de metrosexuales, Carles Cols en El Periódico sirve una pieza sobre Barcelona como plato X. Afirma, entre otras perlas: "Así lo confirma una actriz y modelo erótica, C. B., que en septiembre del 2009 fue invitada por aquella anterior empresa a participar en uno de sus rodajes, previsto para mayo del 2010. (...) Según C. B., el equipo tenía previsto hacer una gira por Berlín, Budapest y Barcelona, al parecer tres urbes en las que los transeúntes responden con una laxitud moral sin parangón. En esas ciudades, al menos entonces, la productora no se tomaba la molestia de pedir permiso para rodar. Sencillamente, preguntaba a qué multas se exponía en caso de ser descubierta por la policía local y las asumía como gastos de producción".

El triángulo del cancaneo: Berlín, Budapest y Barcelona. Los chicos y las chicas ya no hablan de hacer el amor, sino de empujar en el Metro.

29 de abril, santoral: Catalania, Hugo Severo y Tertulia, virgen y mártir.