Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Primeras planas

ERC y JxC se reparten el botín y stand 155

Los republicanos aceptan a Sànchez como apto para la investidura y crean la consejería número catorce. Trapero ha vuelto al fume y conversaciones íntimas de Elsa Artadi

9 min

¿Fumata blanca? Republicanos y puigdemontianos habrían alcanzado un principio de acuerdo para intentar la investidura de Jordi Sànchez, preso en Soto del Real. En el hipotético caso de que los grupos independentistas superen los escollos obvios de las tramitaciones entre las mazmorras de la capital del Reino y el palacio de hielo de la Generalitat. 

Tras arduas negociaciones con amagos de abandono, órdagos a grande y a pares y navajeo público, agotados de llevarse puestos, los negociadores de ambos sectores han parido un ratón chiquitín. Puigdemont reinará en Waterloo, desde donde teledirigirá la acción política para que la autonomía esdevingui república inexorable en medio de grandes alabanzas mundiales ante la enorme dignidad de los catalanes amarillos, pueblo sojuzgado por los partidarios de matar toros, según dice la propaganda que los CDR colocan a los del Mobile a las puertas de la feria. Pelos como escarpias se les ponen a los coreanos con el panfleto titulado "Welcome to a not normal Barcelona, capital of the catalan republic".

El caso es que en el centro de las negociaciones está el reparto de los medios públicos, cuestión que se ha llevado al punto de discutir si la sección de deportes, crucial para la transmisión de doctrina entre los analfaburros del balompié, era para ERC, Junts per Puigdemont o el PDeCAT. Si el ido de Waterloo no cambia de opinión, los republicanos han trincado la Corporació. 

En El País abren con la opción de Sànchez. Miquel Noguer y Camilo S. Baquero trazan un texto sobre el hipotético pacto: "Públicamente los partidos se muestran esperanzados en anunciar ya un acuerdo, sin darlo por hecho. “Las conversaciones van bien y somos optimistas. Casi estamos al final. Es inminente y quedan muy pocos flecos”, dijo este lunes el portavoz republicano Sergi Sabrià. En privado, sin embargo, fuentes de ambas formaciones aseguraban anoche que tras superar el escollo de quién se quedaba con la presidencia de la corporación de medios públicos (CCMA), que será para Esquerra, la convocatoria de un pleno de investidura en el Parlament es inminente".

No dejan de subrayar también lo difícil que es que una moneda caiga de canto: "El acuerdo para investir a Sànchez, sin embargo, tiene muchas lagunas. La más importante es si realmente podrá ser investido presidente dado su condición de preso preventivo y si, en caso de acceder al cargo lo podrá mantener mucho tiempo por la amenaza de inhabilitación inminente que pesa sobre él. La investidura de Sànchez chocaría así frontalmente con la reivindicación de tener un gobierno “efectivo” desde el primer momento que reclamaba Esquerra Republicana".

La cosa que tiene el apaño es que todavía no se sabe quién se va a comer el marrón de los Mossos y que habrá una consejería más, catorce en total, para facilitar el reparto paritario del botín.

Abundando en la hipótesis del primer preso que llega a president (lo habitual es el camino contrario), Francisco Velasco anota en La Razón la posición de Llarena, el magistrado: "Si los grupos secesionistas confían en ver la foto de Jordi Sánchez en la bancada del Parlament pronunciando el discurso de investidura es más que probable que se lleven una seria decepción. Y es que para que pudiese acudir a esa sesión parlamentaria, o a cualquier otra, necesitaría la autorización del magistrado del Supremo que instruye la causa contra los principales responsables del «procés», Pablo Llarena. Y, en principio, el Alto Tribunal no está por la labor de conceder esa autorización, al igual que denegó a Oriol Junqueras, Joaquim Forn y al propio Jordi Sánchez la petición de acudir a la Cámara catalana para que acudiesen a votar y dejó en manos de la Mesa la fórmula para que pudiesen delegar su voto".

Escribe Ramón de España aquí mismo que Trapero ha vuelto a fumar y en El Periódico dan cuenta del expediente del major tras el volcado de sus correos electrónicos, de los que se infiere que su defensa va a ser complicada: "La jefatura de los Mossos d'Esquadra revisó a posteriori las más de 11.000 actas que sus agentes desplegados el 1-O en Catalunya rellenaron sobre su actividad en la jornada del referéndum, previamente declarado ilegal por el Tribunal Constitucional y cuya celebración, según mandato judicial, tenían que haber impedido o tratado de impedir. (...). En el informe en que se recogen esos e-mails, al que ha tenido acceso El Periódico, se incluye la transcripción de lo dicho en esa reunión de la cúpula policial catalana. Allí, el mayor expresa su orgullo por la labor realizada. "Hemos hecho lo que debíamos hacer y lo que queríamos hacer. No nos podemos permitir que dirijan nuestras actuaciones", llega a decir, sin dejar de comentar lo que opina de los pasos que en ese momento ya se han dado en los tribunales, y que le terminarán afectando. "Hay que tener en cuenta que una posible DUI [declaración unilateral de independencia] los atemorizaba, por lo incierto del futuro. Y como elemento humano provoca miedo en la judicatura, que condiciona sus actuaciones y que, en parte, nosotros pagamos", dijo".

Elsa Artadi se ha caído de las quinielas presidenciales y puede entrar en las procesales, dada su posición en el seno del Govern. En El Confidencial difunden los audios de sus conversaciones telefónicas sobre el 1-O: "El contenido de las intervenciones telefónicas a los organizadores del 1-O confirma que Elsa Artadi, mano derecha de Carles Puigdemont y una de las mejor colocadas para sucederle al frente de la Generalitat, estaba al tanto de los planes de desconexión del Govern y participó en decisiones clave. Tres conversaciones realizadas solo unas semanas antes del referéndum implican a la actual portavoz de JxCAT en el diseño del lanzamiento de laAdministración Tributaria de Cataluña (ATC) como estructura de Estado y la sitúan como promotora de la colaboración de los ayuntamientos en la cesión de espacios para la consulta".

Hablando de Elsa Artadi, el Gobierno ha respondido a una pregunta de Ciudadanos sobre el papel de la ex directora general de Coordinación Interdepartamental de la Generalitat, que dejó el cargo tras haber resultado elegida diputada. Y dice el Gobierno que fue "eficaz" en la aplicación del 155 y que los viajes a Bruselas se los pagó ella y eran días libres.

En el ABC y en materia de lenguas, Esther Armora recoge los testimonios de padres y madres que pidieron clases de castellano para sus hijos y así les fue.

Todo eso más lo del Rey, que le dijo a la alcaldesa que él está más por lo de que se cumplan las leyes que por lo contrario. O sea, que no es equidistante. El Mundo, por cierto, subraya los lazos amarillos de los altos cargos en el stand del 155 en el Mobile.

27 de febrero, santoral: Baldomero, Basilio, Gabriel de la Dolorosa y Procopio Decapolita.