Menú Buscar
Primeras planas

Concordia en Madrid, cargas en Girona

Desagravio al Rey emérito y elogio de los consensos en el día de la Carta Magna. Caza de brujas en los Mossos por las cargas en Girona y Terrassa. Turull hace testamento

07.12.2018 11:31 h.
11 min

El día de la Constitución, que años atrás no era nada, empieza a cobrar relevancia como fiesta nacional. La vieja política, los expresidentes del Gobierno, los padres vivos de la Carta Magna, los poderes del Estado, los cuatro reyes y las cámaras reunidas en solemne sesión y en ausencia de esos campeones de la democracia y el diálogo que son los nacionalistas catalanes y vascos. Si es una imagen terminal, como sugieren los podemitas y los puigdemontes, la caída de la monarquía constitucional sería el canto del cisne de la democracia.

La nota disonante en un acto de gran valor simbólico fue el discurso de Pablo Iglesias ante los medios, esa ocurrencia tuitera de la jefatura de Estado elegida por fecundación. El desempeño de Podemos causa sonrojo ajeno y nostalgia de viejos líderes del PCE como Paco Frutos. Ayer presentó Iglesias un nuevo logo republicano. Se lo han copiado a una pelu de barrio. No dan más de sí y no han tomado nota de lo que ha pasado en Andalucía. Siguen en la frivolidad y la inconsistencia, lo que permite constatar que la vieja política era bastante más decente que las melonadas de Iglesias sobre la voluntad de los pueblos.

En Voz Pópuli, José Alejandro Vara describe el Día de la Constitución del líder amoratado: "Pablo Iglesias intentó colar de rondón su prédica republicana. Lucían los de Podemos una insignia morada, con una Marianne de utillería, inspirada quizás en el anuncio de una peluquería de polígono. Rizo´s Choni. Con una circunspección de subteniente, llegó al Congreso bien abrigado, en firme desafió al sol otoñal que bañaba Madrid, se petrificó frente a las cámaras y vertió un inconexo discurso cuyo único fin era soltar la palabra en cuestión. "República". En el hemiciclo, su grupo optó por no incurrir en los aplausos. No se apreciaron desplantes ni salidas de tono. Al irse, manifestó su enfado con el discurso del Rey porque había elogiado la labor del padre". 

Sigue Vara: "Fue el día del Rey emérito y de la Constitución. Su año. El primero cumplió en enero los 80. La segunda ha entrado en la cuarentena. Doña Sofía, de paso ágil, aspecto joven y sonrisa perfecta, era objeto también de una riada de felicitaciones. El gran desagravio. La intensa reivindicación de un monarca que tuvo que salir por la puerta de atrás a causa de los numerosos errores perpetrados en el estrambote de su reinado".

Todos los medios han subido la persiana con el discurso del Rey. De la crónica de Miquel Alberola en El País: "El rey Felipe VI reivindicó ayer la plena vigencia de la Constitución de 1978 como “un mandato permanente de concordia”, aunque instó a sumar a sus logros los cambios en la vida cotidiana de los ciudadanos, porque España “ya no es la de hace 40 años”. Los actos en el Congreso por el 40º aniversario de la Ley Fundamental se convirtieron también en un homenaje al rey emérito Juan Carlos I, sentado entre los expresidentes y los padres de la Constitución y cuyo papel en la Transición fue resaltado por su hijo. La presidenta de la Cámara, Ana Pastor, se mostró abierta a una reforma de la norma si hay consenso para ello, pero Pablo Casado, líder del PP, dijo que vetará en el Senado cualquier propuesta en este sentido. La Constitución está vigente y ha traído los mejores años de la historia de España, pero en torno a ella “no hay un candado”, por lo que su reforma es posible siempre que “se haga con el mismo apoyo” que tuvo cuando se elaboró en 1978. Este fue ayer el mensaje de la presidenta del Congreso, Pastor, que pronunció un elaborado discurso en el 40º aniversario de la Ley Fundamental. Cuatro décadas después, la exministra interpreta que la sociedad pide “la renovación del gran pacto constitucional”".

Juegos florales en Madrid, apelaciones a la concordia, reivindicación del pactismo, elogio de los consensos y política. Tal vez no sea ajena a la retirada real de Girona que esa ciudad fuera ayer como Rentería en los años ochenta. Enorme espectáculo de los autoproclamados "antifascistas" y los Comités de Defensa de la República (CDR). Las tropas de élite del frente republicano cargaron contras las vallas de la policía y la policía cargó contra ellos en medio de los cánticos habituales. Que las calles son suyas, la tumba del fascismo y tal. Mientras, en la plaza de 1 de Octubre, la plataforma Borbonia celebraba entre gritos y cacerolas un conato de acto con banderas españolas.

Portada del 'Diari de Girona' del viernes, 7 de diciembre / DG

Portada del 'Diari de Girona' del viernes, 7 de diciembre / DG
 

Escribe Albert Soler un Imprescindible texto del evento en el Diari de Girona del que destacan dos párrafos: "Com que, a més de rar, soc optimista, m'agrada trobar la part positiva de gresques com la d'ahir. Veure que la policia catalana és tan eficient porra en mà com la Guàrdia Civil, m'omple d'orgull a mi i estic segur que a tots els que ahir ho van comprovar en pròpia pell. Tornar a casa amb el cap obert i la camisa tacada de sang, però sabent que qui t'ha atonyinat té el nivell C de català, és per estar content i satisfet. De fet, no descarto que tots els que es van aplegar ahir als carrers de Girona ho fessin només per poder viure l'experiència de ser colpejats en català, que com és sabut és una llengua analgèsica. Me n'alegro molt per ells".

Y: "L'altre motiu d'alegria, més important perquè ens afecta a tots, és que gràcies a actes com el celebrat ahir, sabem del que ens vam salvar pel fet de tenir uns polítics idiotes i/o covards al capdavant del procés. Pel que es dedueix de com actuen els patriotes, la famosa República que havia de ser la Dinamarca del Sud, hauria sigut en realitat la Corea de l'oest, i només podrien celebrar actes públics els que haguessin superat tots els tests d'afecció al règim. Si hem de fer cas de l'acció d'ahir i d'altres dels darrers dies –el mateix Manuel Valls va haver de posar fi a un acte–, a la República que ens volien encolomar serien il·legalitzats tots els partits polítics no llacistes, serien tancats tots els mitjans de comunicació desafectes, i jo m'hauria d'exiliar al xalet Waterloo, només espero que en unes condicions de vida semblants a les de l'actual inquilí". 

La segunda parte del día de furia independentista contra Vox se celebró en Terrassa. Nuevas cargas policiales, la diputada de la CUP Maria Sirvent, herida en la mano por una bala de foam, bronca en el soberanismo y aires de caza de brujas en los Mossos. Buch dice que no le temblará la mano en la depuración que se avecina. Horas antes, el director general de los Mossos, Andreu Martínez, había declarado que el operativo fue "correcto y proporcionado".

Noticias de Lledoners. El Nacional reporta una carta manuscrita de Jordi Turull en la que anuncia que está pensando en dejar de fumar, además de nuevas testamentarias. Del puño y letra del preso: ""Avui ens hem reunit amb el Dr. Padrós, atès que et fan signar el document de voluntats anticipades; realment, impacta, però cal fer-ho". Y añade El Nacional: "Quant a la vida a la presó, Turull revela que ha declinat canviar la seva destinació actual de feina al centre, que és precisament el menjador, malgrat que estigui en vaga de fam. "El responsable del mòdul m'ha ofert canviar de destí per no estar al menjador fent la feina. He dit que no per dues raons: primera, perquè els presos que de fa temps fan aquesta feina hem fet un sana colla, i, segona, per correspondre al seu suport i escalf aquests primers dies"".

Ha concluido el ayuno voluntario de un día de los diputados de JxCat, ERC y la CUP, celebrado al amparo de los capuchinos de Sarrià. Dadas las circunstancias, en TV3 se debate la supresión temporal del programa Cuines del cocinero Marc Ribas, el que se emite después del Telenotícies.

7 de diciembre, santoral: Agatón, Antenodoro, Ambrosio, santa Fara, san Sabino, Teodoro, Urbano y Juan el Silencioso.

¿Quiere hacer un comentario?