Menú Buscar
Coches arden en el centro de Barcelona a causa de los disturbios generados por el independentismo violento / EUROPA PRESS

El independentismo violento vuelve a sembrar de fuego y caos el centro de Barcelona

La manifestación convocada por los CDR deriva en nuevos actos de violencia en los alrededores de la Consejería de Interior con enfrentamientos con los Mossos y quema de coches

16.10.2019 20:42 h. Actualizado: 21.11.2019 11:50 h.
7 min

Barcelona, de nuevo, sumida en la violencia, el fuego y el caos. La tarde de protestas independentistas, que había empezado de forma pacífica con la concentración de miles de personas convocadas por los Comités de Defensa de la República (CDR) en la Gran Via, ha derivado en graves incidentes cuando cientos de radicales se han dirigido a la sede de la Consejería de Interior para expresar su rechazo a la sentencia el procés y a las cargas policiales de los últimos días.

Una vez allí, los congregados han pedido la dimisión del consejero Miquel Buch y, a continuación, pasadas las ocho de la tarde, los extremistas han desencadenado actos vandálicos, con destrozos, barricadas, incendios y quema de vehículos incluidos.

Un coche en llamas en los disturbios en Barcelona tras la manifestación independentista / CG
Un coche en llamas en los disturbios en Barcelona tras la manifestación independentista / CG

Cargas, hogueras y coches quemados

La tensión ha ido en aumento frente a la consejería, empezando por el lanzamiento de objetos y el desbordamiento de la zona vallada. Luego, los Mossos han lanzado salvas y, a continuación, han realizado cargas --en colaboración con la Policía-- ante la amenaza de los radicales. Los actos vandálicos se han propagado por las inmediaciones de la zona de la Plaza de Tetuán y el Paseo de San Juan, donde se encuentra la consejería. Al igual que la noche anterior, los exaltados --que han llegado a ser alrededor de un millar-- han arramblado señales de tráfico y todo tipo de mobiliario urbano, han encendido diversas hogueras en plena calle, incendiado algunos coches y se han enfrentado con virulencia a las fuerzas policiales.

Alrededor de las once de la noche, los focos de fuego causados por los vándalos en el Eixample de Barcelona ascendían a 45, según el primer teniente de alcalde Jaume Collboni.

Ácido y cohetes contra un helicóptero

Los Mossos d'Esquadra han informado de que algunos violentos les habían lanzado ácido y piedras de grandes dimensiones durante una actuación en la zona de la plaza Tetuán.

También han reportado media decena de ataques con cohetes pirotécnicos contra un helicóptero de la policía autonómica.

Balance de heridos y detenidos

Los graves actos vandálicos registrados en la ciudad dejaron a medianoche un balance de 28 asistencias médicas, con 12 altas in situ, 7 traslados y 9 activas. En el resto de Cataluña, las protestas independentistas dejaron tras de sí otras 13 más: 41 en total. El herido más grave fue en Tarragona, por un traumatismo craneoencefálico pendiente de valoración hospitalaria cuando un furgón de Mossos le atropelló al dispersar la manifestación de la noche e impactar en un contenedor. Del resto, cinco fueron en Girona, tres en Lleida, dos en Manresa, uno en Sils y uno en Sallent.

Por lo que respecta a los detenidos, al menos una veintena de personas fueron arrestadas durante los disturbios del miércoles en Cataluña. Detenciones propiciadas "por su presunta relación con actos violentos" en la concentraciones y manifestaciones, según los Mossos d'Esquadra.

Asimismo, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) informó que el juez ha dictado prisión provisional sin fianza para cuatro detenidos en Barcelona a raíz de los graves incidentes del martes, por presuntos desórdenes, atentado y lesiones leves.

disturbios barcelona 2
Manifestantes violentos forman barricadas durante los disturbios generados en Barcelona tras la manifestación independentista / EFE

Concentración en Gran Vía

Horas antes de los disturbios, a las siete de la tarde, se había producido una manifestación convocada por los CDR en la Gran Vía barcelonesa. Los asistentes llevaban rollos de papel de váter que lanzaron por los aires. Este material es muy inflamable, lo que hizo temer por nuevos disturbios, como los registrados el martes por la noche, en la que la ciudad ardió debido a las barricadas convertidas en hogueras por los radicales antisistema. Los rollos quedaron enredados entre los árboles.

De hecho, previamente los servicios municipales retiraron contenedores y colocaron vallas para mitigar la acción de los anarquistas, muy movilizados. Los CDR habían pedido que la gente llevara esos rollos de papel bajo la consigna Para tanta mierda no hay papel. Los manifestantes protagonizaron esa acción al grito de "independencia" y lanzando petardos, mientras un helicóptero de la Policía Nacional les sobrevolaba la zona, que quedó colapsada.

Posteriormente, la comitiva se dirigió hacia la cercana sede de la Consejería de Interior, que había sido blindada por la policía en previsión de un posible asalto como protesta por las cargas policiales de los Mossos, lo que no impidió los disturbios.

disturbios barcelona 1
Agentes antidisturbios responden a los violentos en Barcelona / EFE